Palco

Bartomeu y Laporta, en un fotomontaje / CULEMANIA

Bartomeu y Laporta, en un fotomontaje / CULEMANIA

Desmontada una de las acusaciones más graves de Laporta a Bartomeu

La junta de Bartomeu se defiende y explica su versión sobre los 15 millones pagados al Atlético

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

04.02.2022 12:46h Actualizado: 04.02.2022 14:18 h.

3 min

Los resultados del forensic esgrimidos por Joan Laporta, el vicepresidente económico Eduard Romeu y el abogado Jaume Campaner arrojaron luz sobre algunas de las irregularidades y movimientos sospechosos de la anterior junta, la de Josep Maria Bartomeu. También acusaciones muy serias sobre supuestos delitos de administración desleal, falsedad documental y apropiación indebida en la modalidad de distracción. El entorno del expresidente y los miembros de su anterior junta no tardaron en anunciar que tomarían cartas en el asunto y se defenderían. Pues bien, este viernes han empezado a hacerlo.

RAC1 ha sido el medio encargado de difundir el mensaje de la antigua junta, que ha respondido sobre un caso concreto del cuál se le acusa: el pago de 15 millones de euros al Atlético de Madrid, que desde la junta de Laporta se entiende que estuvo encubierto en el montante total de la Operación Griezmann. Bartomeu y los suyos lo desmienten, asegurando que realmente invirtieron 15 kilos para asegurarse un derecho de tanteo sobre algunos futbolistas jóvenes del conjunto colchonero, justo cuando se estaba buscando a un central de garantías para el primer equipo después de las calabazas de Matthijs de Ligt.

Por lo visto, el Barça de Bartomeu rechazó pagar una comisión de 20 millones de euros a Mino Raiola, el representante de De Ligt. Ante el fracaso del fichaje, la junta anterior intentó la llegada de José María Giménez, a quien el Atlético de Madrid tasó en un total de 80 millones mientras negociaba con el Barça, a la vez, el posible traspaso de Antoine Griezmann. Asimismo, el club también llevaba mucho tiempo detrás de Saúl Ñíguez, el otro jugador que fue incluido en esa opción de tanteo y que, incluso, la propia junta de Joan Laporta llegó a plantear su fichaje el pasado verano en una operación de intercambio con Griezmann

Giménez era el elegido

En esta coyuntura, la versión de Bartomeu argumenta que, al no poder asumir ambas operaciones el mismo verano, el Barça habría avanzado 15 millones de euros para asegurarse el fichaje de Giménez en un futuro, incluyendo además derechos de tanteo sobre otros jugadores por si el uruguayo se lesionaba. Una operación que después, cuando llegó la pandemia y disminuyeron notablemente los ingresos del club, no llegó a completarse jamás.

Laporta y Bartomeu, en una imagen de archivo | EFE

Laporta y Bartomeu, en una imagen de archivo | EFE

En esos 15 millones adelantados al Atlético estaba incluido, además, un derecho de tanteo sobre Saúl Ñíguez que tenía tres condiciones para poder ser ejecutado. La primera era que el jugador pidiera salir del Atlético, la segunda, que el club rojiblanco aceptara venderlo y la tercera, que otro equipo realizase una oferta que el Atlético considerara buena. En esa instancia, el Atlético estaría obligado a informar al FC Barcelona de la oferta recibida y, dentro de un plazo concreto, la entidad culé podría igualar la oferta del otro club interesado y hacerse con los servicios del centrocampista. Algo que tampoco llegó a darse nunca, pero hay que recordar que Saúl fue un objetivo del Barça durante muchos años. Su fichaje se intentó en diversas ocasiones, incluso lo intentó este verano la junta de Laporta al pedirlo como moneda de cambio en un posible intercambio por Griezmann que finalmente no se dio. 

Laporta reveló la irregularidad

Este pasado martes, durante la rueda de prensa del forensic, Joan Laporta dejó entrever que Bartomeu había simulado contratos cuyos pagos iban en otra dirección. "La simulación es la causa del contrato. La razón real del pago es la no aportación de pruebas contra el club. Se simula que ese está contratando otra cosa, se pone otro concepto por un tanteo de jugadores jóvenes de otro equipo. Se paga por algo que se deberá determinar si es lícito o ilícito", dijo el presidente, poniendo el caso en manos de la Fiscalía, que es la que deberá decidir si cree la versión de Bartomeu o las acusaciones de Laporta.

 
Hoy destacamos