Palco

Los nuevos palcos Vip previstos para el nuevo Camp Nou / FCB

Los nuevos palcos Vip previstos para el nuevo Camp Nou / FCB

Las diferencias del Espai Barça de Laporta con el de Bartomeu cuestan 900 millones de euros

El proyecto de la actual junta directiva, con muchas cosas por decidir, suscita mucho rechazo entre los socios

Lluís Regàs @LluisRegas

20.10.2021 00:38h Actualizado: 20.10.2021 07:30 h.

3 min

El coste del nuevo Espai Barça se ha multiplicado por 2,5 respecto al proyecto inicial que presentó el expresidente Josep Maria Bartomeu. La actual junta directiva, presidida por Joan Laporta, pide a los socios compromisarios que aprueben la petición de un crédito por valor de 1.500 millones de euros para financiar la transformación del Camp Nou y su entorno.

Ferran Reverter, CEO del Barça, fue quien anunció que el club cifraba en 1.500 millones el coste máximo del Espai Barça, 900 millones más que los presupuestados en 2016 por Bartomeu. Después, tanto Laporta como Elena Fort, vicepresidenta institucional del Barça, han explicado los cambios que introducirán respecto al plan inicial de Nikken Sekkei. Fuentes del sector expresan su sorpresa por el incremento “tan importante” que ha experimentado el etiquetado como “el proyecto más importante del Barça en el siglo XXI”.

Los cambios

Los cambios introducidos por Laporta son importantes, pero difícilmente explican los 900 millones adicionales. En el Camp Nou, se edificará una tercera grada simétrica, totalmente nueva. Entre el segundo y el tercer nivel se construirán dos anillos de localidades VIP. Esta transformación será muy costosa.

El proyecto inicial de Bartomeu, en cambio, solo contemplaba que la tercera grada sería simétrica, respetando la altura máxima del lateral.

gradas
Panorámica del Camp Nou proyectado por Bartomeu, con la primera grada totalmente nueva / FCB

Visibilidad deficiente

El nuevo Camp Nou de Laporta, en cambio, mantiene la primera grada, con muy poca pendiente y una visibilidad deficiente. “Evitamos la movilidad de 12.500 abonados de la primera a la tercera grada”, repiten Laporta, Reverter y Fort. “Las afectaciones serán mínimas”, añaden. También aseguran que mejorarán la visibilidad y el confort de los socios, detalle que no comparten algunos abonados de la primera grada.

Nikken Sekkei contemplaba, en 2016, que las nuevas zonas VIP se colocarían entre la primera y la segunda grada. Casi a la misma altura del palco presidencial. Ahora se ubicarán mucho más arriba. Las nuevas localidades tendrán mejor perspectiva, pero quedarán muy alejadas del campo.

Las 900 patologías

Laporta y Bartomeu discrepan sobre la morfología del futuro Camp Nou, pero ambos coinciden en la necesidad de reformar el estadio. Según el actual presidente, en los últimos meses han invertido 1,8 millones de euros para reparar 900 patologías. También deslizó que el Camp Nou no podría acoger ahora una final de la Champions o de un Mundial de fútbol.

Fort, en la asamblea de socios compromisarios, incluso remarcó que “los bares del Camp Nou no pueden tener hornos porque los cuadros eléctricos no lo soportarían”. En su discurso, la vicepresidenta lamentó que la reforma del estadio acumula ya 15 años de retraso. Para ella, la renovación ideal era la presentada por Norman Foster en 2007.

Proyecto de Foster para el Camp Nou / Redes
El Camp Nou que proyectó Norman Foster / FCB

Más tecnológico

En su intervención, Fort dijo que el nuevo Espai Barça será mucho más tecnológico que el de Bartomeu para justificar un gasto de 100 millones de euros. “Mejoraremos la conectividad de todo el Espai Barça”, garantizó la vicepresidenta institucional.

Los costes del nuevo Palau también se han disparado. El pabellón multiusos se presupuestó inicialmente en 90 millones de euros y contemplaba un aforo de 10.000 espectadores. El futuro Palau, con capacidad para 15.000 espectadores, costará 420 millones de euros. Es decir, casi cinco veces más.

Pocos detalles del Palau

Fort apenas dio detalles de cómo será el nuevo Palau. No enseñó el proyecto ni la estructura de las gradas como sí hizo en su día Bartomeu. Eso sí, recalcó que “el Palau no cumple con las normativas de la Euroliga”, una problemática que arrastra el Barça desde hace una década.

nou palau
El nuevo Palau de Bartomeu / METRÓPOLI ABIERTA

El Barça, por ejemplo, silencia ahora que el nuevo pabellón que se construirá en Valencia costará 220 millones de euros y tendrá una capacidad ligeramente superior al nuevo Palau: 15.600 espectadores, ampliable hasta los 18.600 para acoger conciertos.

Las nuevas fechas

Laporta ha dado cuatro apuntes del futuro Espai Barça, que respetará el hotel y las oficinas proyectadas hace cinco años. En la asamblea del domingo se comprometió a que la remodelación del Camp Nou esté terminada en 2025, cuatro años después de lo que pretendía Bartomeu. La actual junta directiva espera inaugurar el nuevo Palau en 2026 y terminar el campus en 2027.

“El Espai Barça es el pilar fundamental sobre el que se basará la recuperación económica del club y la mejor garantía de que el Barça seguirá siendo propiedad de su socios”, expresó Fort ante unos compromisarios que el sábado decidirán si aprueban o no la financiación que les pide el presidente Laporta. El pasado domingo hubo muchas voces discordantes. Los 1.500 millones que pide la actual junta directiva asustan a muchos.

 
Hoy destacamos