Palco

Jordi Mestre en un acto junto con Josep María Bartomeu / EFE

Jordi Mestre en un acto junto con Josep María Bartomeu / EFE

La directiva del Barça juega al gato y el ratón con Griezmann

Jordi Mestre habló sobre el francés sin desmentir el interés del club

Víctor Malo | Oriol Quintana

25.04.2019 12:24h

3 min

Es el juego del gato y el ratón. Pero con una vuelta de tuerca más. El FC Barcelona representa el gato, pero no lo reconoce abiertamente y en ocasiones juega a ser ratón. Antoine Griezmann simboliza el ratón, supuestamente perseguido por el gato, pero parece tener tantas ganas de que lo atrapen que termina por desvirtuar el juego. 

El Barça lleva dos años mareando la perdiz con el fichaje del ariete francés, pero desde el club siguen jugando al despiste: "Ahora estamos por la temporada, nada pensado ni decidido para la próxima". Un discurso distinto al ofrecido sobre Matthijs de Ligt --"Vamos a por él"-- o a las últimas declaraciones en relación al posible regreso de Neymar: "No está en la lista de futuribles".

Según ha podido saber Culemanía, en la directiva hay diversos partidarios de abordar el fichaje porque se antoja una buena oportunidad de mercado. Algunos ven más seguro pagar 120 millones por Griezmann (28 años) que pagar 80 millones por Luka Jovic (21), un delantero con muy buena pinta, pero sin experiencia en la Liga y que se ve como "un melón por abrir" que, además, coquetea con el Real Madrid

Mestre mantiene el discurso 

El vicepresidente del Barça, Jordi Mestre, fue el último miembro de la junta directiva en hablar sobre uno de los nombres que más han salido para reforzar la delantera culé. El directivo no cerró las puertas a una hipotética incorporación de Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, aunque también reconoció que no es un tema que corra prisa ahora mismo.

Mestre habló en el programa Què t’hi jugues! de la Cadena SER y sobre el francés explicó que “Siempre hemos dicho que llevamos con discreción el tema de las nuevas incorporaciones y ahora no es el momento. Cuando lo sea, desde la directiva hablaremos con los técnicos. Pero no sólo de un caso, sino que haremos un planteamiento de toda la plantilla, tanto de las entradas como de las salidas. Entonces será el momento. Con todo lo que nos estamos jugando ahora no hablaremos de ningún jugador”.

No es el momento

El responsable del área deportiva del club destacó que Griezmann no es un tema que corra excesiva prisa. “Su calidad es indiscutible como jugador. Eso está fuera de toda duda. Otra cosa es que nos interese su incorporación y lo que se pueda pagar”, apuntó.

Una foto de Jordi Mestre, vicepresidente del Barça / FCB

Una foto de Jordi Mestre, vicepresidente del Barça / FCB

Sobre el posible precio que el club podría llegar a pagar -unos 120 millones de euros-, Mestre no lo vio como algún problema. Se limitó a decir que “ya lo encontraremos". "Tenemos un artista de los números como es nuestro CEO Òscar Grau y le apretaremos”, comentó en unas declaraciones que podrían ir revestidas de cierta ironía.

Hace una semana, Josep Maria Bartomeu también habló sobre la posible incorporación del francés. "¿Si nos dice que quiere venir? Tendremos que hablar con nuestro entrenador, pero el tema Griezmann no está ahora mismo sobre la mesa", añadió sobre un posible ofrecimiento. También afirmó que no le molestó "en absoluto" el documental de La Decisión.

Sin mucha contundencia

La posición oficial de los directivos del Barça con el fichaje del francés no es clara. Públicamente reconocen que no es el momento pero sin mucha contundencia. Hay voces desde dentro de la junta muy favorables, además de muchos rumores y especulaciones que hablan sobre la voluntad del francés y su arrepentimiento de La Decisión. Griezmann está sobre la mesa, aunque todavía genera dudas.

Una foto de Gerard Piqué y Antoine Griezmann durante el Barça - Atlético de Madrid / Movistar

Una foto de Gerard Piqué y Antoine Griezmann durante el Barça - Atlético de Madrid / Movistar

El Camp Nou recibió al jugador con una sonora pitada pero se piensa que la imagen del francés aún puede limpiarse. Los pitos fueron de más a menos y terminaron por desaparecer, algo que se interpreta más como una bronca que como un "no rotundo". La verdadera clave de la operación, además del dinero, es su encaje en el engranaje deportivo del Barça, algo que desde la dirección deportiva no ven con tanto optimismo como en la junta directiva. 

 

Hoy destacamos