Palco

Imagen de archivo de Javier Bordas / EFE

Imagen de archivo de Javier Bordas / EFE

El directivo Javier Bordas tiene un problema con Ada Colau

El directivo azulgrana controla algunas de las discotecas más exitosas de la capital catalana

Pau Beya Acero

07.05.2019 20:59h

2 min

 

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y su gobierno, ordenaron el pasado lunes el cierre provisional de las discotecas Carpe Diem, Shoko Pachá, situadas entre la playa de la Barceloneta y el Puerto Olímpico. Según informó la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, se debe a motivos de seguridad: faltan extintores y las salidas de emergencia están mal señalizadas y tienen obstáculos.

Los tres clubs nocturnos deberán cerrar sus puertas entre quince días y seis meses, según la gravedad de las deficiencias. Esto es producto de las inspecciones que llevó a cabo el distrito para comprobar si las medidas de protección necesarias para locales musicales y discotecas se ajustaban a la normativa.

Imagen de archivo de la discoteca Pachá Barcelona / EFE

Imagen de archivo de la discoteca Pachá Barcelona / EFE

Tienen tiempo hasta el 20 de mayo para corregir todos estos defectos, pero según explicó Pin, el hecho de que sean "muy graves" provocará que se cierren igualmente en julio.

Una decisión que repercute directamente en Javier Bordas, directivo del FC Barcelona. Él, junto a su hermano, lleva el Grupo Costa Este, una organización que controla algunos de las discotecas y restaurantes con más éxito de la capital catalana. Entre esos clubs nocturnos se encuentra Pachá Barcelona, uno de los locales sancionados por el Ayuntamiento de Barcelona.

Más problemas

Y ese no es el único problema que tiene Javier Bordas con el consistorio. Pachá Opium, también del Grupo Costa Este, junto con Shoko Carpe Diem, gozaban de una concesión que databa de la época preolímpica en Barcelona que acaba el próximo 21 de junio. Ahora, el Ayuntamiento está a punto de cerrar la cesión de estos terrenos a la ciudad.

Foto de archivo de Javier Bordas, directivo del Barça / EFE

Foto de archivo de Javier Bordas, directivo del Barça / EFE

El gobierno de Ada Colau ha llegado a un acuerdo con el Estado para que estos locales se usen para ampliar el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuyas instalaciones se encuentran muy cerca de la ubicación de estas discotecas.

Aunque aún no es nada definitivo, el cierre de Pachá Opium supondría un golpe muy duro para Javier Bordas, su hermano y todo el grupo Costa Este. Seguirían teniendo locales como Bling BlingNuba y restaurantes como Cachitos, pero perderían a dos de sus principales activos en la ciudad de Barcelona.

 

Hoy destacamos