Palco

Bartomeu y Rosell saludándose en un acto / Redes

Bartomeu y Rosell saludándose en un acto / Redes

Las discrepancias de Rosell con Bartomeu por el candidato continuista

El actual presidente y su predecesor tienen opiniones distintas sobre la opción continuista

Oriol Quintana @urikingkat

20.03.2020 01:00h Actualizado: 20.03.2020 10:57 h.

2 min

​Queda aproximadamente un año para las elecciones en Can Barça. Josep Maria Bartomeu termina mandato en 2021 y la junta directiva ya se está moviendo con vistas a los comicios. Hace dos semanas, el presidente negó rotundamente en un acto público un posible avance electoral este año.

En un acto celebrado en el Círculo Ecuestre de Barcelona, el presidente habló sobre su delfín: "Mi responsabilidad es acabar el mandato y lo llevaremos hasta las últimas consecuencias. No me podré presentar porque ya llevo dos mandatos, pero ya tenemos una persona que será la que siga con este proyecto. Oficialmente aún no se sabe, pero oficiosamente sí”.

Bartomeu: en un acto del Barça / EFE

Bartomeu: en un acto del Barça / EFE

El presidente tiene claro quien será su sucesor, aunque todavía no se ha hecho público. El escogido es Emili Rousaud, empresario de éxito y recientemente nombrado vicepresidente institucional del Barça, una decisión para empezar a darle visibilidad ante la masa social azulgrana.

Rousaud, el candidato de Bartomeu

El presidente y fundador de Factor Energia es la opción de Josep Maria Bartomeu. Tienen una muy buena relación personal y lo tiene considerado como su mejor sucesor. En cambio, Sandro Rosell, expresidente del Barça y con quien el actual mandatario entró al club, era más partidario de otro perfil más futbolero y menos empresario.

Su opción preferida en la junta no es otra que Oriol Tomàs, vocal de la junta directiva que está firmando una carrera profesional muy parecida a la de Rosell y que también estaba en las quinielas. Lleva desde las últimas elecciones -en 2015- dentro de esta directiva y tiene un alto conocimiento del fútbol. También trabajó como director general de Nike en España y Portugal, ostentando un cargo superior al que tuve el propio Sandro, que prácticamente ni conoce a Rousaud, con quién solo ha coincidido un par de veces. 

Oriol Tomàs en una imagen de archivo / EFE

Oriol Tomàs en una imagen de archivo / FC Barcelona

Rosell también es partidario de un outsider, un candidato fuera de la junta directiva. Uno de los nombres que más han sonado ha sido el de Jordi Roche, quien fue presidente del Girona FC entre 2001 y 2005 y de la Federació Catalana de Futbol hasta 2008. Mantiene una excelente relación con el expresidente y algunas personalidades importantes del entorno culé habrían aprobado esta opción.

Jordi Roche ya tuvo en su día la posibilidad de integrarse en la junta directiva de Josep Maria Bartomeu para reforzar la vicepresidencia deportiva, que no llegó a aceptar y, de momento, sigue sin hacerlo. En caso de que finalmente lo hiciese, podría librarse de avalar si antes entra a formar parte de la junta. De l contrario, sería una alternativa a Rousaud en las urnas. El mismo protagonista reconoció en Culemanía que no había tomado una decisión todavía.

¿División?

Si se confirman las dos candidaturas -Rousaud, de Bartomeu; y Roche, de Rosell- se dividiría la oferta continuista. Tampoco podemos olvidar a Toni Freixa, exdirectivo con Rosell y Laporta. El sistema de elección a la presidencia del Barça es un sistema presidencialista, gana ese candidato que más votos aglutina. Cuanta más oferta de un mismo tipo hay, más complicado es imponerse dentro de un bloque.

Jordi Roche en su etapa como presidente de la Federació / Redes

Jordi Roche en su etapa como presidente de la Federació / Redes

Algo parecido puede suceder en el bando opositor. Víctor Font se presentará con casi total seguridad mientras que es toda una incógnita lo que harán Joan Laporta, Agustí Benedito y Toni Freixa, otros candidatos que difieren bastante de las políticas de la actual junta directiva y que ya se presentaron en 2015.

 

Hoy destacamos