Palco

Una foto de Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça / TWitter

Una foto de Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça / TWitter

División en la directiva del Barça con el fichaje de Neymar

La cúpula azulgrana vive horas muy tensas ante el posible fichaje de Neymar al que dos directivos se niegan rotundamente

Claudia Granja @c_granjafranch

24.08.2019 10:23h Actualizado: 24.08.2019 12:09 h.

2 min

Se viven horas tensas en el FC Barcelona ante la preocupación que genera que Neymar Jr. acabe en el Real Madrid o regrese al Camp Nou. Los dos escenarios son complicados, y pese a que su regreso se antoja para muchos como una solución a los problemas ofensivos del equipo, la división entorno a la operación es una realidad irrefutable dentro de la directiva.

El vestuario, especialmente los pesos pesados, andan molestos con el presidente Josep Maria Bartomeu. Muchos de ellos avalan el regreso del carioca y creen, especialmente Leo Messi, que el club no ha pujado por el delantero cómo se esperaba. Las ofertas han sido irrisorias y entienden la negativa constante del PSG a facilitar su traspaso. 

La apuesta por su regreso estuvo motivada por distintos factores clave. La disponibilidad del jugador a volver, el bajo rendimiento de sus dos herederos, Coutinho y Dembelé, y la petición expresa del capitán. La solicitud del 10  sirvió como último empujón para que los azulgranas fueran a por Neymar. El club presentó varias propuestas, a falta de conocer la oferta final, después de que las negociaciones en París no hayan sido fructíferas.

Misma idea, misma división

Con el no del PSG sobre la mesa, al menos de momento, el club catalán ha ganado algo de tiempo para idear su última oferta antes de que el Real Madrid tome la ventaja definitiva. La idea del FC Barcelona es prácticamente la misma en la que ha estado trabajando el Real Madrid: dinero en efectivo y jugadores traspasados para rebajar la cantidad.

Una operación en la que se podría incluir a Rakitic o Dembelé para abaratar el coste. El PSG acepta la cesión del jugador, pero las diferencias entre ambas directivas residen en la obligatoriedad de la compra del jugador el verano de 2020 por 170 millones de euros. Una cifra muy elevada que podría hipotecar al club y poner en riesgo la planificación deportiva del próximo verano así como las cuentas de la entidad catalana. 

Neymar Jr en un encuentro con el París Saint Germain / EFE

Neymar Jr en un encuentro con el París Saint Germain / EFE

Según explicó Gerard Romero en RAC1, la cúpula directiva azulgrana estudia la última oferta que presentará en las próximas horas al PSG, pero el ambiente es tenso y discorde. Entre los directivos, que valoran positivamente haber ganado tiempo en las negociaciones, existen diferencias muy marcadas. 

Hasta dos directivos se niegan a opinar y apoyar la operación regreso de Neymar al Camp Nou e incluso podrían dimitir si, tras presentar la oferta definitiva, Neymar acabara vistiendo de azulgrana. Una división que no ayuda a las negociaciones y que se agrava con la postura del PSG, quien ha cambiado de guión constantemente en los últimos días. 

El intercambio y el gesto final

El club tiene hasta el lunes para presentar la oferta final y encontrar la fórmula para que sea la definitiva. En ella tiene doble trabajo. Encontrar la cifra estimada para convencer al PSG y además convencer a dos de sus jugadores para poner rumbo a París. Una elección de triple función. En primer lugar que sean jugadores que gusten en el Parque de los Príncipes. El segundo que sean jugadores con fichas elevadas y el tercero que sean futbolistas amortizados económicamente o que estén a punto de serlo. 

El PSG espera la oferta del Barça con miembros de la directiva enfrentada mientras que los favorables a su regreso esperan y presionan para que se postule definitivamente en público.

 
Hoy destacamos