Palco

El presidente del Barça Josep María Bartomeu presenta el fichaje de Nelson Semedo, el verano de 2017 / FCB

El presidente del Barça Josep María Bartomeu presenta el fichaje de Nelson Semedo, el verano de 2017 / FCB

Las dos vías del Barça para salvar las cuentas tras el coronavirus

La entidad que preside Bartomeu traza la hoja de ruta a seguir en un momento muy delicado

Víctor Malo @VMalo8

05.05.2020 02:52h Actualizado: 05.05.2020 12:44 h.

3 min

Situación límite en el FC Barcelona. No es ninguna excepción. El coronavirus ha causado estragos a nivel sanitario, pero también laboral y económico. Ni los millonarios clubes de fútbol, que podrán en marcha los tests esta semana y regresan a los entrenamientos la que viene, están a salvo.  

El primer directo a la mandíbula del coronavirus dejó a Bartomeu sin poder cumplir su promesa de alcanzar los 1.000 millones de euros de ingresos. La facturación ha caído en picado desde el pasado 14 de marzo y todavía es pronto para saber el impacto total, pero amenaza con ser de dimensiones siderales.

El Barça tiene parados el 30% de los ingresos por derechos televisivos (85 millones) y asume como perdidos el 30% del presupuesto por taquillas, comida y bebida en el estadio (45M€). Sin los restantes ingresos por las FCB Escoles (15M€), con el Museo cerrado durante más de dos meses –está prevista su apertura para el próximo 25 de mayo(10M€) y la paralización de las tiendas con una evidente caída de la venta de camisetas y demás productos de merchandising (20M€), estaríamos hablando de un descenso en la facturación por valor de 90 millones de euros como mínimo, en números redondos.

90 millones se dan por perdidos

Todo esto sin contar ese citado 30% de derechos televisivos ya que, supuestamente, los partidos de Liga y Champions se jugarán y emitirán, aunque se haga a puerta cerrada, y dando por sentado que los patrocinadores respetarán los contratos. En caso de no volver las competiciones, el palo rondaría los 200 millones.

En la entidad tienen claro que el golpe será fuerte. Por ello, el presidente no perdió tiempo en presentar un ERTE a la mayoría de sus trabajadores y en negociar una rebaja salarial con los futbolistas por valor del 72% de su salario mientras dure la crisis.

Bartomeu y Messi conversando durante la gala del Balón de Oro / EFE

Bartomeu y Messi conversando durante la gala del Balón de Oro / EFE

Desde el Barça se niegan a explicar si la rebaja salarial dejará de tener efecto cuando se retomen los entrenamientos, aunque es obvio que los ingresos televisivos no llegarán hasta que regresen las competiciones. Sin embargo, y bajo la premisa de evitar nuevos escándalos mediáticos por negociaciones salariales, el club ya trabaja intensamente en nueva vías de recaudación que ayuden a compensar el batacazo.

Venta de futbolistas 

La primera de ellas es la más obvia: la venta de jugadores. Una fórmula que históricamente se le dio mal al club pero que en los últimos años deja frutos.

En el Barça han tomado conciencia de que para salir de esta y llegar al final de mandato con las cuentas saneadas, hay que vender futbolistas y apostar por la cantera. En estos momentos, más de una decena de futbolistas del primer equipo son susceptibles de entrar en operaciones del mercado. Ya sea en forma de venta o como puro intercambio.

La dirección deportiva asume que los cambios de cromos serán una constante en las negociaciones del próximo mercado de fichajes para reforzar la plantilla. La cantera también está llamada a tener un papel decisivo.

Una decena de jugadores transferibles 

Futbolistas como Rakitic, Rafinha y Arturo Vidal son candidatos a dejar el club por cantidades no superiores a los 20 millones de euros, que se sumarían a los ya ingresados por las ventas de Carles Pérez (11+4,5M€) y Abel Ruiz (8M€) en el mercado de invierno. Con Todibo se aspira a sacar algo más de 20 millones, mientras que Cucurella y Emerson también podrían dejar interesantes sumas de dinero en las arcas.

Todibo con el equipo directivo y la secretaría técnica en su presentación / FC BARCELONA

Todibo con el equipo directivo y la secretaría técnica en su presentación / FC BARCELONA

Todo ello, sin perjuicio de que alguno de estos futbolistas entre en un posible intercambio de jugadores para abaratar fichajes como los de Lautaro Martínez (Inter), Neymar (PSG), Fabián Ruiz (Nápoles) o Diego Carlos (Sevilla), pertenecientes a clubes que han mostrado interés en activos del Barça. Asimismo, tampoco se descarta que futbolistas más cotizados en el mercado como Semedo, Arthur, Coutinho, Dembelé o Griezmann sean carne de traspaso si llega una oferta en condiciones.

Ingresos digitales 

La segunda vía de ingresos extra, mucho más limitada y menos glamurosa, pasa por la potenciación de la facturación a nivel digital. El club recauda 100 millones al año por este concepto y tiene previsto triplicar los números en el próximo lustro.

La serie Matchday, producto estrella entre la amplia oferta de Barça Studios que acaba de vender sus derechos a Netflix, el próximo lanzamiento de Barça TV Plus y Culers Membership este mes de mayo, los e-Sports y la nueva serie sobre La Masía que guionizará Albert Espinosa son los principales argumentos del área que dirige Dídac Lee para dar un paso al frente.

 

Hoy destacamos