Palco

Una foto de Andrea Agnelli, presidente de la Asociación Europea de Clubes / EFE

Una foto de Andrea Agnelli, presidente de la Asociación Europea de Clubes / EFE

La ECA desafía a la FIFA y pone fecha a la Super Champions

La Asociación Europea de Clubes aprobó renovar la competición europea a partir de 2024 aunque no matizó los cambios

Claudia Granja @c_granjafranch

26.03.2019 14:55h Actualizado: 26.03.2019 14:58 h.

2 min

La Asociación Europea de Clubes (ECA) aprobó este martes en su Asamblea General, que se celebra esta semana en Ámsterdam y a la que han acudido en representación del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu, Albert Soler y Òscar Grau, iniciar las conversaciones para "renovar la Champions a partir de 2024". 

El presidente de la organización, Andrea Agnelli, adelantó la aprobación del proyecto aunque no quiso matizar en qué cambios derivará la futura competición europea y aseguró que todavía "están en discusión". Unos cambios que, según se especula, quieren colocar en el calendario los enfrentamientos europeos en fin de semana y los respectivos a los campeonatos nacionales a los miércoles. 

Un problema de máxima preocupación que también tiene dividida a la propia ECA entre los clubs más ricos y más modestos por la posible creación de esa Super Champions. Además, tampoco cuenta con el apoyo de la FIFA, ya que en 2021 se iniciará el nuevo Mundial de Clubes aprobado por esta misma institución. Agnelli sostiene que los clubs están en contra de dicha creación por la saturación del calendario que supondría, mientras que los grandes defienden la nueva Champions que consideran será "más rentable y cualitativa".

Apoyo de la UEFA

La UEFA, por su parte, mostró su apoyo al proyecto. El presidente de la institución europea, Aleksander Ceferin, también estuvo presente en la capital holandesa y dio el visto bueno al nuevo proyecto de los clubs de élite europeos que disputarían la Super Champions.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin / EFE

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin / EFE

Ceferin, que semanas atrás anunció la ampliación de la Europa League para la próxima temporada --que tendrá dos divisiones para dar cabida a más clubes-- entiende la postura de la ECA, que no recibió el mismo apoyo desde las respectivas ligas.

Desde la Asociación Europea de Ligas, en la que milita Javier Tebas, presidente de LaLiga, advierten que si los grandes juegan "su competición exclusiva y la mueven a los fines de semana el impacto sobre el resto del fútbol más modesto y sobre los campeonatos nacionales será demoledor".

Una postura a la que los grandes clubs difieren: "Defendemos nuestros propios intereses porque sólo nosotros corremos con los riesgos empresariales. Nuestros objetivos no son coincidentes con los de la gran mayoría, pero no nos hace falta su apoyo para sacar adelante el proyecto", afirman conjuntamente sin rubor.

El Barça, a medias

Pese a que no era uno de los puntos del día, nadie pudo esquivar el tema que acapara todos los focos de atención en el fútbol europeo. Desde el club catalán la postura es menos clara. Existe una voluntad de disputar la competición, que supondría mayores ingresos para la entidad azulgrana y todos sus participantes, pero hay un rechazo total a que dichos encuentros se disputen en fin de semana. 

Una foto de Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça / EFE

Una foto de Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça / EFE

Una postura que comparten con otros clubs españoles citados en Ámsterdam como Real Madrid, Atlético, Valencia, Sevilla, Athletic, Real Sociedad, Villarreal y Málaga, pero en el que no hay consenso total. 

 

Hoy destacamos