Palco

Joan Laporta en su investidura / efe

Joan Laporta en su investidura / efe

Los ejecutivos del Barça que corren más peligro con Laporta

Se esperan varios cambios en el organigrama con la llegada del nuevo presidente

Pau Beya Acero @pbeya96

24.03.2021 02:57h Actualizado: 24.03.2021 12:39 h.

4 min

Tiempo de cambios en el FC Barcelona. El entorno del club azulgrana da por hecho que la llegada de Joan Laporta a la presidencia propiciará diversas modificaciones en el organigrama de la entidad. Modificaciones que no afectarán a Ronald Koeman, que fue ratificado este martes por los responsables deportivos.

Sí se producirán cambios en los despachos. Como es obvio, Laporta apostará por hombres de su confianza que le ayuden a llevar el día a día del Barça. Hay varios ejecutivos que están en la cuerda floja tras el triunfo del abogado catalán. Hay ocho nombres que, por importancia, resaltan por encima del resto.

Cuestión de días

El caso más claro es el de Óscar GrauFerran Reverter será el nuevo CEO del FC Barcelona, por lo que el exjugador de balonmano se quedará sin espacio en el organigrama. Importante en fichajes como el de Frenkie de Jong, se ha visto salpicado por el Barçagate, caso por el que fue detenido a principios de marzo y por el que ya tiene la condición formal de investigado. A pesar de saber que su etapa de azulgrana llega a su fin, Grau está demostrando una gran profesionalidad y su amor al Barça desde que Laporta ganó las elecciones. Se está reuniendo de forma constante con el que será el nuevo director general y también ha tenido reuniones con el nuevo vicepresidente económico, Eduard Romeu, con el vicepresidente deportivo, Rafa Yuste, y con el propio Laporta. 

También fue detenido e imputado con motivo del Barçagate Román Gómez Ponti, director de los servicios jurídicos del club. Es otro de los que se ha dejado el alma por la entidad a lo largo de estos años y ha defendido los intereses del club con uñas y dientes antes los tribunales. Uno de los ejemplos más sonados donde venció por el bien del club fue en la reclamación de Neymar Junior exigiendo una prima de renovación de 43,6 millones de euros. El juzgado desestimó su petición y condenó al futbolista a pagar 6,7 millones al Barça. Gómez Ponti dirigió directamente ese caso y muchos otros, pero se da por hecho que no seguirá en la etapa de Laporta. 

Óscar Grau, en una imagen de archivo | EFE

Óscar Grau, en una imagen de archivo | EFE

Ramon Planes también parece tener los días contados, al menos como secretario técnico. Si bien es cierto que estuvo en la reunión con Koeman de este martes, el nombre de Jordi Cruyff suena desde hace días para reemplazarle. En su caso, podría volver a asumir un papel más secundario dentro de la dirección deportiva, como ya sucedía cuando Eric Abidal estaba al frente.

Dejando de lado el plano puramente deportivo, Xavier de las Moras es otro ejecutivo que peligra. Es el jefe de seguridad, puesto que podría ocupar Ferran López, antigua mano derecha de Josep Lluís Trapero y máximo responsable de los Mossos d'Esquadra entre 2017 y 2018. Laporta ya lo ha tanteado.

Altos ejecutivos

El cargo de Albert Soler, director de deportes profesionales, también pende de un hilo. Entró al Barça de la mano de Josep Maria Bartomeu en 2014 y, siete años después, su periplo en la entidad podría llegar a su fin. Ciertos medios han hablado de la posibilidad de que Xavier O'Callaghan, exjugador de la sección de balonmano y encargado de la oficina de Nueva York, le reemplace.

Otro de los posibles señalados es Pancho Schroeder, director financiero del club. Su trabajo ha sido clave en la negociación con Goldman Sachs para el Espai Barça, aunque también queda debilitado debido a los malos resultados económicos con que ha terminado el mandato de Bartomeu. Algunas fuentes de la anterior junta directiva han llegado a reconocer a este medio que "no tenía nivel Barça". 

Pere Jansà es el máximo responsable del área social del club en estos momentos. Dependía directamente de la vicepresidencia de Jordi Cardoner hasta que la junta directiva dimitió en bloque el pasado octubre. Antes de estar en el área social fue Dircom del club, el primero con Sandro Rosell, y pasó al área social al ser sustituido por Ketty Calatayud. Tiene una muy buena consideración en el club por su carácter cercano y aglutinador, pero hay rumores de que Laporta podría tener a otra persona en mente para ese cargo. 

La Masía

Xavi Martín, director de La Masía desde 2019, tampoco está claro que vaya a seguir con Laporta. Con él se ha implantado el nuevo área de metodología que dirige Paco Seirul·lo y se han renovado ciertos aspectos que están dando sus frutos. Fue el director de comunicación del Barça con Sandro Rosell, pero una discusión con el entonces presidente le llevó a ser despedido en 2013. En su caso, no hay un sustituto claro. O, al menos, no ha trascendido un nombre. Las encuentas internas sobre la satisfacción con La Masía (9 sobre 10) y su testimonio sincero recogido en los atestados de los Mossos sobre el Barçagate es una prueba de que ha puesto al Barça por encima de todo, algo que Laporta podría tener en buena consideración. 

Patrick Kluivert, en una imagen de archivo | EFE

Patrick Kluivert, en una imagen de archivo | EFE

Sí han salido nombres para estar al frente del fútbol formativo, cargo que ocupa actualmente Patrick KluivertAlbert Benaiges, referente de las categorías inferiores, fue presentado como un hombre fuerte dentro del proyecto de Joan Laporta, de forma que podría relevar al exfutbolista neerlandés o, al menos, ocupar un cargo paralelo. Mitos como Sergi Barjuan Alexanko también dieron apoyo a la candidatura de Estimem el Barça. Otros como Pichi Alonso, Víctor Muñoz y el propio Víctor Valdés están a la espera de ver qué pasa. 

Guillermo Amor, director de relaciones institucionales, ya trabajó codo a codo con Laporta en su primera etapa, aunque como directivo responsable del fútbol base. No ha sonado nadie para reemplazarlo en el cargo, por lo que es plausible que se acabe quedando en la entidad, sea manteniendo el cargo u ostentando otro.

La situación de José Mari Bakero también es compleja. Es el loan manager de la entidad desde el pasado verano y se encarga del seguimiento de todos los futbolistas cedidos. Es un cargo de nueva creación, por lo que es relativamente sencillo que pueda suprimirse. Aunque, como ocurre con Amor, es de los que guardan una a priori buena relación personal con Laporta. En las próximas semanas el nuevo presidente irá definiendo la estructura definitiva para la cúpula ejecutiva donde seguramente faltarán varios nombres de los que siguen en la estructura. 

 
Hoy destacamos