Palco

Laporta, en un acto del Barça en el Camp Nou / FCB

Laporta, en un acto del Barça en el Camp Nou / FCB

La elección que marca el futuro del Barça: ¿La bolsa o los socios?

La consecuencia que tendría el club azulgrana si decide cotizar en el parqué bursátil

Ángel Álvarez

04.11.2021 01:25h Actualizado: 04.11.2021 02:45 h.

2 min

Desde hace muchísimos años, el fútbol se ha convertido en un negocio. Aunque los aficionados no quieran creer en esto, la realidad es que las inversiones están siendo cada vez más grandes. En ese sentido, la cotización en la bolsa supone un área clave para explicar ese cambio tan importante. En el fútbol español se ha dado el pistoletazo de salida con el Intercity de San Juan (Alicante) como el primer club nacional en el parqué bursátil, lo cual marca el camino para el resto de equipos. El FC Barcelona está entre esos casos, pero para ello deben desprenderse un componente fundamental: los socios.

Intercity de San Juan, el primer club español en cotizar en la bolsa / Intercity

Intercity de San Juan, el primer club español en cotizar en la bolsa / Intercity

De acuerdo a las normativas, solamente las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) están en la condición de cotizar en la bolsa. Un matiz que impide que el Barça pueda, de momento, apostar por ese camino. Otras entidades que también tienen la misma dificultad son: Athletic Club, CA Osasuna o Real Madrid. La diferencia más importante entre una SAD y un club deportivo es el ánimo de lucro de la primera, de manera que los éxitos que se buscan en el campo pasan a un segundo plano, y que los propietarios son los accionistas e inversores, mientras que en los clubes deportivos tradicionales son los socios los que están a cargo.

Tentativa opción

Entrar de lleno en la bolsa es una alternativa que puede seducir al Barça de Joan Laporta. En los problemas financieros en los que están sumergidos, la posibilidad de contar con una masa de accionistas representaría una respuesta a esa enorme deuda en el que está sumergido el club, aunque implicaría la transformación a SAD. “Este es un día muy importante para la industria del fútbol con el hito del Intercity. Seguro que no va a ser el último, aunque tampoco van a salir todos. Van a abrir camino a una nueva forma de gestionar un club”, expresó Javier Tebas, presidente de la patronal del fútbol español, durante la salida del Intercity de San Juan a la Bolsa de Madrid.

Joan Laporta, en la Asamblea de Socios Compromisarios / FCB

Joan Laporta, en la Asamblea de Socios Compromisarios / FCB

Es evidente que el ingreso al parqué bursátil conlleva ciertos riesgos a considerar, especialmente por tratarse de un mercado tan volátil. La valorización de un equipo puede variar dependiendo de la situación del panorama internacional y de las decisiones que se tomen (fichajes o estrategias financieras) dentro de la directiva del club en específico. Un ejemplo de ello, es la Juventus de Turín que logró aumentar su valor (15%) en la bolsa con la incorporación de Cristiano Ronaldo en verano del 2018. Por esa razón, varios especialistas, como Luis García (gestor del fondo MAPFRE AM Behavioral Fund), destacan la importancia de apostar por una planificación a largo plazo de tres a cinco años.

Casos importantes

Probablemente el caso más reconocido dentro de los clubes que cotizan en la bolsa es el del Manchester United. El equipo inglés, que está presente en compañías como Wall Street, tiene un valor aproximado de 2.330 millones de euros. Del mismo modo, también hay que mencionar a la Juventus de Turín, cuya capitalización bursátil es cercana a los 930 millones; aunque su escenario ha sido de mucho estudio, sobre todo porque ha tenido picos altos y bajos con los últimos fracasos en la Champions League.

Joel y Avram Glazer, propietarios del Manchester United / EFE

Joel y Avram Glazer, propietarios del Manchester United / EFE

Un ejemplo más modesto es el del Club Brujas. Dicho club será el primero en Bélgica en cotizar en la bolsa, aprovechando su presencia constante en los torneos más importantes de Europa. La previsión es que los ingresos generados puedan servir para financiar un novedoso estadio de fútbol (valorado en 100 millones de euros), el cual les permitiría crecer en el ámbito local e internacional.

 
Hoy destacamos