Palco

Sergio Busquets, Ter Stegen, Gerard Piqué, Frenkie de Jong, Jordi Alba, con el Camp Nou de fondo / FOTOMONTAJE DE GALA ESPÍN

Sergio Busquets, Ter Stegen, Gerard Piqué, Frenkie de Jong, Jordi Alba, con el Camp Nou de fondo / FOTOMONTAJE DE GALA ESPÍN

Los elevados salarios de los jugadores que lastran al Barça

Joan Laporta pide una rebaja del 50% a los futbolistas para cuadrar las cuentas del curso actual

Lluís Regàs @LluisRegas

03.06.2022 01:09h Actualizado: 03.06.2022 03:44 h.

2 min

Situación límite en el FC Barcelona. Más allá de pedir a los socios que aprueban la venta del 49% de BLM y, como máximo, del 25% de los derechos televisivos de la Liga en la asamblea de compromisarios del 16 de junio, el presidente del Barça, Joan Laporta, solicitará una rebaja salarial del 50% a los futbolistas. La excepción serán los jugadores que han renovado recientemente sus contratos, los que llegaron en el pasado mercado de invierno y los nuevos fichajes.

La gran obsesión de Laporta es revertir el actual patrimonio neto negativo de la entidad, cifrado en 450 millones de euros. En caso contrario, el Barça tendrá muchos problemas en el mercado de fichajes y para inscribir a los nuevos futbolistas. Incluso a Ferran Torres y Aubameyang, y a los que ha renovado recientemente como Ronald Araujo y Sergi Roberto.

Los cuatro capitanes

En una situación tan delicada como la actual, Laporta quiere que los futbolistas se rebajen su salario, una medida muy impopular en el vestuario. Los sueldos más elevados son los que perciben tres de los cuatro capitanes del Barça: Gerard Piqué, Sergio Busquets y Jordi Alba.

Piqué, cabizbajo, antes de ser sustituido por Eric García / EFE

Piqué, cabizbajo, antes de ser sustituido por Eric García en el Camp Nou / EFE

Piqué, con un contrato ascendente, todavía debe cobrar 80 millones de euros brutos en las próximas dos temporadas, contando un bonus final que también tendrán Sergio Busquets (su ficha es de 24 millones de euros) y Jordi Alba (unos 20 millones). El cuarto capitán del equipo, Sergi Roberto, percibe actualmente nueve millones anuales, cantidad que se reducirá hasta los 3,6 millones de euros en el próximo curso tras la última renovación que ha firmado su representante, Josep Maria Orobitg.

De Jong y Ter Stegen

Los otros dos futbolistas con un salario más alto son Frenkie de Jong y Ter Stegen. Ambos cobran unos 14 millones de euros anuales y en las últimas semanas se ha especulado mucho con una posible venta del centrocampista neerlandés.

Frenkie de Jong, otro de los jugadores del Barça con el futuro en el aire / FCB

Frenkie de Jong, otro de los jugadores del Barça con el futuro en el aire / FCB

El Manchester United, según algunas informaciones, está dispuesto a pagar 85 millones de euros por De Jong. El club inglés le ofrece un salario de 24 millones de euros anuales. El futbolista, no obstante, persiste en su voluntad de seguir en el Barça y solo contemplaría un traspaso a un equipo que disputara la Champions la próxima temporada.

Futbolistas en venta

El Barça también espera reducir otros salarios muy elevados. Y, a poder ser, ahorrárselos. El club azulgrana ha puesto en el mercado a Pjanic, Memphis y Lenglet, que ganan entre 10 y 12 millones de euros y no entran en los planes de Xavi Hernández para la próxima temporada.

Lenglet, ante Oasuna

Lenglet, ante Osasuna / EFE

El club azulgrana, como informó Culemanía, espera ingresar unos 100 millones de euros en traspasos durante el verano. De momento, pecibirá los 20 millones de euros que el Aston Villa pagará por Coutinho. Hace dos meses, el club también aspiraba a ahorrarse unos 80 millones de euros en salarios, cifra condicionada por la salida de muchos futbolistas. Ahora, Laporta persigue una rebaja superior para poder fichar e inscribir a todos los jugadores.

El salario de Umtiti

En verano, el Barça también intentará vender a Neto, Mingueza, Riqui Puig y Umtiti. El frances cobra actualmente seis millones de euros tras diferir su contrato hasta 2026. Esta temporada, el defensa francés solo ha disputado un partido. Fue en el campo de Osasuna, en la Liga. Él simboliza mejor que nadie los errores que cometió el club en el pasado con renovaciones al alza de unos futbolistas que tuvieron mucho poder.

 
Hoy destacamos