Palco

Videla celebra el Mundial ganado por Argentina en su país en 1978 / REDES

Videla celebra el Mundial ganado por Argentina en su país en 1978 / REDES

Los escándalos FIFA: Qatar, Rusia, Argentina, Italia y la España de Franco

El máximo organismo del fútbol ha concedido algunos Mundiales a países con poco talante democrático

Lluís Regàs @LluisRegas

23.11.2022 11:08h

2 min

La FIFA presume de haber democratizado el fútbol, pero el máximo organismo internacional ha tomado decisiones muy controvertidas. Varios Mundiales se han celebrado en países poco tolerantes. El primer caso fue el de Italia en 1934, con Benito Mussolini en el poder y todas las selecciones saludando con el brazo en alto. El último, la apuesta por Qatar, un país donde sistemáticamente se vulneran los derechos humanos.

 

Italia fue la sede del segundo Campeonato del Mundo. Participaron 16 selecciones: 10 europeas, tres americanas (Argentina, Brasil y Estados Unidos), y una africana, Egipto. El desenlace del Mundial fue el que tenía que ser, con el combinado local como campeona. En semifinales, derrotó a España en un duelo que tuvo que disputarse dos veces. Y con el beneplácito del árbitro que dirigió el primer partido: el belga Louis Baert. Dio un gol ilegal a los italianos y anuló uno legal a los españoles. "No han birlado el partido", dijo el portero Ricardo Zamora.

La Argentina de Videla

Los arbitrajes favorecieron siempre a Italia. La presión de Mussolini era asfixiante para los colegiados y sus propios futbolistas. En la final, Italia se impuso a Checoslovaquia por 2-1. Cuatro años después, el equipo transalpino ganó el Mundial de Francia y célebre fue el mensaje del dictador a sus futbolistas antes de la final. "Vencer o morir". Vencieron a Hungría.

La selección de Italia saluda a Mussolini en el Mundial de 1934 / REDES

La selección de Italia saluda a Mussolini en el Mundial de 1934

El segundo Mundial que desató muchas críticas fue el de Argentina, celebrado en 1978, en plena dictadura de Videla. A escasos metros del Monumental, escenario de la gran final, se torturaba a opositores al régimen. La selección albiceleste ganó su Mundial. Especialmente vergonzosa fue su victoria ante Perú por 6-0 en la segunda fase. En la final, Argentina derrotó a Holanda por 3-1. Johan Cruyff, la gran estrella neerlandesa, no acudió al campeonato.

También polémica fue la designación de España como sede del Mundial de 1982. El anuncio se hizo en 1966, en plena dictadura franquista. Franco falleció en 1975 y el país vivió grandes cambios en pocos años, pero la democració era endeble.

Golpe de estado fallido

Un año antes del Mundial, el 23 de febrero de 1981, hubo un intento de golpe de estado liderado por el teniente coronel Antonio Tejero. El de España fue un campeonato con luces y sombras. Italia triunfó, tras una primera fase decepcionante, gracias a su contundencia defensiva y a Rossi. Memorable fue su victoria ante Brasil por 3-2 en el desaparecido Sarrià. También brilló la Francia de Platini. En la final, Italia se impuso a Alemania. Como notas negativas, las flojas entradas en muchos partidos y, sobre todo, el amaño en el partido entre Alemania y Austria que terminó con victoria germana por 1-0 y que clasificó a ambas selecciones para la segunda fase.

Putin, con la Copa del Mundo en 2018 / REDES

Putin, con la Copa del Mundo en 2018 : REDES

El último gran escándalo de la FIFA se vivió en 2010 con la elección de Rusia y Qatar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022. Ni el régimen de Putin ni en Qatar se respetan muchos derechos fundamentales. La compra e intercambio de votos entre países fue escandaloso. Tanto chanchullo perjudicó la candidatura de España y Portugal, máxima favorita para acoger el Mundial de 2018 y que había recibido la mejor nota de los dirigentes de la FIFA.

 
Hoy destacamos