Palco

Chen y Bartomeu en una imagen de archivo / Redes

Chen y Bartomeu en una imagen de archivo / Redes

El día en que el Espanyol expulsó a Bartomeu de su estadio

Los blanquiazules tuvieron problemas con el presidente del Barça en el pasado

Oriol Quintana @urikingkat

04.01.2020 10:43h Actualizado: 05.01.2020 03:22 h.

1 min

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, vuelve este sábado al RCDE Stadium. Aunque es culé de cuna, el máximo mandatario del club azulgrana fue socio del club perico hace muchas temporadas. No es que fuera aficionado de los blanquiazules, sino que en los años ochenta era jugador de baloncesto semiprofesional del Espanyol y eso le daba ese privilegio.

Aunque no seguía con regularidad los avances del equipo de fútbol perico, sí que era un habitual en Sarrià cuando acudía de visitante el FC Barcelona. Era una oportunidad de lujo de ver el que era su verdadero equipo, hasta que un día fue descubierto por el resto de los aficionados.

En uno de los partidos que presenció, no pudo esconder su pasión culé y celebró por todo lo alto un gol del Lobo Carrasco que daba la victoria a los del Camp Nou. Bartomeu no se cortó y lo celebró como si nada. Los hinchas que lo rodeaban se percataron, así como las cámaras de televisión.

Esta acción llegó hasta los despachos del RCD Espanyol y se decretó que se le retirara el carnet de socio y no volviera a Sarrià como abonado. A partir de entonces solamente podía entrar en el estadio pagando. Bastantes años más tarde volvería a feudo perico como presidente del Barça.

Su relación con el Espanyol (y las calabazas del Barça)

Más allá de esta anécdota, la relación de Josep Maria Bartomeu con el Espanyol es más estrecha. El ahora presidente del Barça fue jugador semiprofesional de la sección de baloncesto del club perico tras ser descartado por los azulgranas en categorías inferiores.

Josep Maria Bartomeu como jugador de baloncesto del RCD Espanyol / Redes

Josep Maria Bartomeu (en el centro) como jugador de baloncesto del RCD Espanyol / Redes

En el Què t’hi jugues de la Cadena SER habló Nino Buscató, quien fue entrenador del presidente en la cantera culé. En entrenador destacó que “Bartomeu era un buen jugador de baloncesto. Jugaba de escolta, tenía un buen tiro, se entregaba mucho y tenía una buena defensa”.

También desveló por qué motivo no continúo en las filas del Barça: “No siguió debido a su poca estatura para aquella posición”. La única manera de seguir practicando el deporte que tanto le motivaba fue irse al rival ciudadano del club de su vida, el RCD Espanyol, donde sí que lo aceptaron, pero nunca llegó a ser profesional.

 
Hoy destacamos