Palco

Joan Laporta depende de Jaume Roures para los avales de su junta directiva / CULEMANIA

Joan Laporta depende de Jaume Roures para los avales de su junta directiva / CULEMANIA

La estrategia silenciosa de Jaume Roures para ganar poder en el Barça

El dueño de Mediapro sigue dando pasos para aumentar su grado de influencia en el club

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

18.08.2022 23:47h Actualizado: 19.08.2022 12:50 h.

3 min

Suele decirse que las mejores cosas de la vida son gratis. En un mundo tan interesado y cerrado como el fútbol profesional, conseguir amistades de relieve puede ser tan beneficioso como peligroso. Jaume Roures ha comprado el otro 24,5% de Barça Studios que Laporta necesitaba vender para activar la cuarta palanca. Y, de esta forma, el Barça ha podido ingresar 100 millones de euros que han sido clave para las inscripciones en Liga de cuatro de los nuevos fichajes. No por ello, sin embargo, el máximo responsable de Mediapro debe ser considerado como un salvador por el barcelonismo.

Desde hace años, Roures viene realizando movimientos que, de alguna manera, le están haciendo ganar importancia en el club. El último ha sido la citada adquisición --parcial, aunque de forma permanente-- de los derechos de Barça Studios, la filial de productos digitales y audiovisuales de la entidad culé.

Aportó 30 millones al aval de Laporta

Varios meses antes, el productor catalán ya aportó 30 de los 124,6 millones de euros de aval que necesitaba Laporta para tomar posesión de la presidencia azulgrana. Y a pesar de que luego retiró 20 kilos de ese dinero en noviembre de 2021, el gesto no dejó de ser un acercamiento más para cortejar a la cúpula del club.

Joan Laporta recibe la ayuda de Jaume Roures para conseguir el aval / CULEMANIA

Joan Laporta recibe la ayuda de Jaume Roures para conseguir el aval / CULEMANIA

En este contexto de favores artificiales se enmarcan, también, los pactos institucionales que han alcanzado Mediapro y el Barça para firmar la paz en los últimos años. Con el paso del tiempo, se han ido archivando los litigios que Roures tenía pendientes con el club y algunos de sus anteriores directivos, como Josep Maria Bartomeu y Jaume Masferrer.

Adiós a los litigios entre el club y Mediapro

De igual manera se ha llegado a acuerdos --más o menos amistosos-- para cerrar las disputas legales que estaban abiertas entre el FC Barcelona y la gigantesca compañía audiovisual. Una de ellas, por poner un ejemplo, fue la querella que Jaume Roures interpuso contra el expresidente culé, Sandro Rosell, por un caso de espionaje industrial.

Jaume Roures y Sandro Rosell, enemigos declarados / CULEMANÍA

Jaume Roures y Sandro Rosell, enemigos declarados / CULEMANÍA

 

Ahora esos conflictos han caído en saco roto, y la dinámica hostil ha mutado hacia una actitud dócil y apacible, en la que Jaume Roures tiende la mano al Barça cada vez que lo necesita. Porque le conviene para sus propios negocios y planes de futuro, siempre y cuando aspire a sacar tajada económica de una de las mayores entidades deportivas del planeta.

Si consigue el objetivo de recuperar poder e influencias en el FC Barcelona, Roures estará más cerca de postularse algún día para su propiedad. Eso, en el caso de que finalmente se dé el escenario de una conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva (SAD). Lo que muchos se preguntan es cuál será el siguiente acercamiento del dueño de Mediapro. ¿Acaso acuerdos futuros en el marco de la Superliga Europea? El proyecto sigue en el aire, pendiente todavía de lo que decida el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) desde Luxemburgo.

Una imagen de archivo del Museo del FC Barcelona / FCB

Una imagen de archivo del Museo del FC Barcelona / FCB

El Museo del Barça, ¿la siguiente jugada?

Lo próximo podría ser intentar sacar tajada del Museo del FC Barcelona. Tras la operación por Barça Studios, Roures dejó claro que este activo no figuraba en el clausulado del acuerdo, aunque sí reconoció que es "una máquina de guerra, una fotografía de la fortaleza del club y de la marca". No es ningún secreto que el fundador de Mediapro tiene entre ceja y ceja explotar el museo culé para hacer negocio a través de Mediapro Exhibitions, la rama del conglomerado que se dedica a impulsar exposiciones y espacios museográficos.

Hace unos años participó en la digitalización del Camp Nou Experience, y ahora aspira a gestionar un museo que, con la reforma del Espai Barça, tendrá aún mayor capacidad y podrá incrementar los 60 millones anuales que hoy por hoy deja en las arcas. Pese a su situación económica actual, el FC Barcelona es --y seguirá siendo-- una máquina de fabricar billetes. Pocas entidades pueden compararse con el tirón mediático y la masa social que tiene el club azulgrana. Jaume Roures lo sabe... Y lo está aprovechando desde las sombras. ¿Tal vez se postule a adquirir la propiedad del club si se tuercen las cosas y la entidad se ve obligada a la conversión en SAD?

 
Hoy destacamos