Palco

Jaume Roures en una imagen de archivo / EFE

Jaume Roures en una imagen de archivo / EFE

"Estructura criminal", la grave acusación del Fiscal de Nueva York a Mediapro

La fiscalía americana vincula a la empresa de Jaume Roures con un entramado corrupto y criminal

Redacción Culemanía @culemanias

11.04.2020 01:03h Actualizado: 11.04.2020 02:13 h.

2 min

Jaume Roures, contra las cuerdas. El fiscal de Nueva York, Richard P. Donoghue, vincula a Mediapro con una trama corrupta que operó entre 2008 y 2015 en el norte y sur de Estados Unidos. La fiscalía coloca a Gerard Romy, fundador de la empresa catalana junto con Jaume Roures Tatxo Benet, en el centro de un entramado que perjudicó a la FIFA y a todas las entidades vinculadas.

Según informa Crónica Global, en el auto de apertura del juicio se presenta una serie de argumentos que insinúa que la conducta de Remy, representante de Mediapro en América, fue delictiva. El que fuera socio de Jaume Roures está acusado de organización criminal, conspiración para cometer fraude, fraude, lavado de capitales y conspiración para lavar capitales.

Sin defensa

Con la acusación, se desmonta la admisión de culpabilidad que firmó Mediapro en 2018 para acabar con el escándalo de los sobornos, que le acabó costando 21 millones de euros. De esta forma, la empresa de Jaume Roures evitaba el juicio. Además, la posible implicación de la compañía terminaba con el adiós de Gerard Romy en 2016.

Jaume Roures en una imagen de archivo / Redes

Jaume Roures en una imagen de archivo / Redes

Donoghue considera ilegales las actividades que hizo la filial en Estados Unidos y América del Sur. Considera que Imagina, filial de Mediapro, junto con Traffic y Full Play, participaron en una trama corrupta. Señala que los encausados "diseñaron una trama para defraudar a la FIFA, la Concacaf y las federaciones nacionales de sus respectivos derechos a servicios honestos y justos".

Se hizo a través de sobornos para lograr dinero y propiedades a través de "simulaciones, representaciones y promesas falsas y fraudulentas". Además, las actividades supuestamente delictivas las cometió Gerard Romy cuando estaba al frente del grupo Mediapro.

Conspiración

Donoghue apunta que Romy, así como otros directivos, "conspiraron desde sus puestos para participar en tramas que incluían la inducción a cometer delito, ofrecimiento, aceptación, pago y recepción de pagos ilegales y de origen desconocido, sobornos y retrocomisiones". Así pues, Romy incurrió en "fraude, soborno y lavado de dinero".

Jaume Roures, uno de los fundadores de Mediapro / EP

Jaume Roures, uno de los fundadores de Mediapro / EP

Aunque Jaume Roures no está implicado de forma directa en el caso, sí que se ve salpicado, de una forma u otra, por este escándalo. No tanto él como su empresa.

 
Hoy destacamos