Palco

García Pimienta (izquierda), Jordi Roura (centro) y Aureli Altimira (derecha), exentrenadores del Barça  / CULEMANIA

García Pimienta (izquierda), Jordi Roura (centro) y Aureli Altimira (derecha), exentrenadores del Barça / CULEMANIA

El Barça negocia para evitar un juicio con los entrenadores despedidos

La entidad que preside Laporta tiene fecha señalada para acudir ante los tribunales en verano

Víctor Malo @VMalo8

01.04.2022 01:38h

3 min

Negociaciones calientes en el FC Barcelona. La avalancha de despidos que se ha producido en el primer año del segundo mandato de Joan Laporta no está teniendo final feliz en la mayoría de los casos. Hay varios ejemplos de empleados que fueron despedidos pero no se les pagó, junto al finiquito, la correspondiente indemnización por despido que prevé la legislación laboral. Algunos de ellos tienen fecha para ir a juicio en verano. El club negocia con sus abogados para evitar acabar en los tribunales y alcanzar un acuerdo antes. 

Los principales implicados en esta situación eran scouters y entrenadores del fútbol base y el Barça B que, en su mayoría, están representados por Josep Maria Orobitg (Tactic Group), el mismo agente que dirige las carreras profesionales de Sergio Busquets, Sergi Roberto y Óscar Mingueza. Además de tutelar a canteranos del primer equipo del Barça, el veterano agente también administra la situación profesional de Francisco Javier García Pimienta, Jordi Roura y Aureli Altimira, los tres casos más importantes de los que tiene pendientes de solventar el club. Otros implicados son Álex García, que no está entre los representados por Tactic Group, y Edgar Enrich, que era preparador físico del juvenil.

Tres casos destacados 

Según ha podido saber Culemanía, los dos últimos no representan casos que preocupen demasiado al club, ya que se trata de cantidades menos significativas y, también, de menos antigüedad. Distintos son los casos de Pimi, Roura y Altimira, que llevaban muchos años en el Barça. Con ellos no será tan fácil alcanzar un acuerdo, aunque ambas partes muestran cierto optimismo con evitar ir a juicio. Sin embargo, discrepan en las cifras porque hablamos de antigüedades de 10 a 18 años. 

Tito Vilanova, junto a Jordi Roura y Aureli Altimira / FCB

Tito Vilanova, junto a Jordi Roura y Aureli Altimira / FCB

García Pimienta había sido entrenador del Barça B entre abril de 2018 y junio de 2021, cuando se le comunicó que no seguiría en la entidad. Actualmente es técnico de la UD Las Palmas pero lleva vinculado al Barça desde 2001 en diferentes etapas de formación y aprendizaje. Fue segundo de Gerard López en el Barça B de 2015 a 2017 y también dirigió a los juveniles un tiempo antes de dar el salto al filial. Su caso es el más significativo porque por su cargo tenía el salario más elevado de los que reclamaron tras ser despedidos, pero su trayectoria como técnico oficial del segundo equipo se reduce a tres años y dos meses. 

Aureli Altimira y Jordi Roura también llevan muchos años vinculados al Barça. De hecho, en el caso de Roura existe un componente emocional, ya que Tito Vilanova, estando enfermo de un cáncer en la glándula parótida que terminó con su vida, le pidió a Sandro Rosell que mantuviese a su amigo como empleado del club. Roura, que había sido el segundo de Tito cuando se convirtió en técnico del primer equipo tras la marcha de Pep Guardiola, también ayudó al Tata Martino durante una temporada y no fue hasta la llegada de Luis Enrique al banquillo del primer equipo, que se les relegó, tanto a Roura como a Altimira, a un rol en el fútbol formativo. 

Formadores de Ansu, Gavi o Nico

Roura lleva en el Barça con continuidad desde 2012, cuando entró con Tito, y ha estado vinculado al fútbol formativo del club desde junio de 2014 al verano de 2021, es decir, siete temporadas. Altimira lleva aún más tiempo en la entidad catalana, desde 2002. Un total de 19 temporadas, la mayoría de las cuales ejerció como preparador físico. Los últimos siete años, exactamente los mismos que Roura, ambos han ejercido como responsables del fútbol base y han participado en los procesos de formación de jugadores como Ansu Fati, Gavi o Nico González, entre otros que han llegado al primer equipo. 

Éric García, Gavi, Ansu Fati y Nico / INSTAGRAM

Éric García, Gavi, Ansu Fati y Nico / INSTAGRAM

Todos ellos se fueron decepcionados del club, cómo manifestaron en una entrevista con Ferran Martínez para Mundo Deportivo el pasado octubre. Seguramente, igual que les ocurrió a otras figuras emblemáticas como Guillermo Amor, Xavi Pascual o David Barrufet. Ahora reclaman una indemnización que no será fácil de conseguir. El Barça, sumergido en una economía de trincheras, se acoge al Real Decreto 1006 y a jurisprudencia como la que en su día dictó sentencia con otro caso parecido, el de Albert Puig, que fue a juicio con el Barça reclamando un millón de euros y finalmente fue indemnizado con 60.000 euros.

Muchos años de antigüedad

El club, por lo tanto, defiende que solamente debe pagar la antigüedad del último contrato que firmaron cada uno de ellos, mientras que los demandantes, acogidos al Estatuto de los Trabajadores, aspiran a la máxima antigüedad y quieren poner en valor sus siete, 19 o 20 años en el Barça. Una vez finalizada sin acuerdo la conciliación, que se celebró el septiembre pasado en el CMAC, las dos partes aspiran a llegar a un acuerdo que las satisfaga. Si finalmente no lo alcanzan, tendrá que ser un juez el que decida el próximo mes de julio. 

 
Hoy destacamos