Palco

Manhattan en Nueva York lugar de la sede del Barça/ Jo Wiggijo EN PIXABAY

Manhattan en Nueva York lugar de la sede del Barça/ Jo Wiggijo EN PIXABAY

El fichaje del Barça para consolidar su negocio en EEUU

La junta directiva del FC Barcelona ha realizado un movimiento en sus instituciones de cara a potenciar otros activos

Jonathan Mondéjar

11.09.2021 00:18h

2 min

Una de las oficinas del FC Barcelona en el extranjero cuya localización es Nueva York acaba de sufrir un cambio importante en sus filas. La sede cambia por completo el organigrama y lo hace contratando a un nuevo responsable de desarrollo de negocio para América. La delegación del otro lado del charco podrá contar a partir de ahora con Jonathan Bosch. Nueva cara para la FCB North America.

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FCB

Joan Laporta, en una rueda de prensa / FCB

El ejecutivo, que antes pasó por Fox y Utah Jazz, releva a Nico Zini, fichado por el Inter Miami. Además, es conocido por tener conocimientos amplios sobre las grandes ligas de Estados Unidos. También es licenciado en Empresariales por la Linfield University (Oregón). No es la primera vez que está vinculado al mundo del deporte, ya que en los Utah estuvo trabajando en el área de patrocinios durante un periodo de cuatro años. Es más, en 2017 se unió a Fox Sports donde estuvo ligado a las retransmisiones deportivas en el ámbito universitario. Todo ello hasta 2019, donde fichó por los Seattle Seahawks, una de las más valoradas franquicias de la NFL.

Una franquicia debilitada

Una de las mayores razones para fundar ese tipo de empresas por parte del FC Barcelona era el impacto que tenían las estrellas azulgranas en el mundo. De hecho, en 2015 se estableció como un filón de nivel la dupla formada por los futbolistas Neymar Jr y Leo Messi. En la actualidad, dichos cracks que vistieron la elástica culé en el Camp Nou ya no forman parte de la entidad. Se debilitaría pues el mensaje a través de ellos, ya que el poder del marketing es lo más relevante. Jonathan Bosch sería el hombre elegido para reconducir la situación, más floja, del Barça en aquel territorio. Así se trazaría una nueva estrategia a seguir.

Leo Messi y Neymar, en un acto con el Barça / EFE

Leo Messi y Neymar, en un acto con el Barça / EFE

Era algo que se quería explotar para sacar el máximo beneficio posible en tierras americanas. De ese modo, con la ayuda del tirón mediático del argentino y del brasileño se podrían captar muchas marcas interesadas en posibles alianzas junto con el FC Barcelona. La marca Barça se estaría expandiendo de forma potente por el mundo. Se llegó hasta contemplar la propagación de la sección femenina y de fútbol sala por el continente. Sin embargo, esas ideas están paradas por el momento.

Una entidad deficitaria

Desde su creación por parte de la junta de Bartomeu, la sede del FC Barcelona en Estados Unidos no ha podido subsistir de forma independiente. Ha necesitado capital inyectado desde la capital catalana. FCB North America acumula un patrimonio neto negativo de 6,33 millones de euros. Al menos, es lo que apareció en las cifras extraídas de las cuentas anuales de 2019-2020. El Barça siguió apostando por esa filial mientras que aportaba 6,64 millones de forma anticipada. Todo ello siendo conscientes de que sería una cifra complicada de ser retornada. Un préstamo a fondo perdido.

Pérdida de patrocinios

La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus ha sido desastrosa para los intereses del FC Barcelona. No solamente en lo deportivo tras la marcha de Leo Messi al París Saint Germain, sino por lo que se dejará de ingresar en forma de patrocinios.

Rakuten en el Camp Nou / FC Barcelona

Rakuten en el Camp Nou / FC Barcelona

Nike, Rakuten y Beko son los principales sponsors culés. Eso sí, los contratos siguientes podrían ser negociadas a la baja. El de la marca deportiva podría ser uno de ellos, si bien Rakuten y Beko ya han bajado sus pretensiones en cuanto a la apariencia en la camiseta blaugrana. Allianz sí parece ser una baza importante para el Barça, tras haber ampliado el compromiso con el equipo hasta la temporada 2023-2024. Se avecinan nuevos tiempos en el FC Barcelona. Estos son solamente síntomas.

 
Hoy destacamos