Palco

Giani Infantino, presidente de la FIFA / EFE

Giani Infantino, presidente de la FIFA / EFE

La FIFA se defiende ante las investigaciones por corrupción a Infantino

El máximo organismo mundial del fútbol está nuevamente en el ojo del huracán ante nuevas revelaciones

Guillem Andrés

02.08.2020 20:28h

2 min

Las grandes organizaciones como la FIFA o la UEFA siempre están sobre el foco por posibles casos de corrupción. El último caso en salir a la luz ha sido la investigación que, según Sky News, el fiscal Stefan Keller ha retomado en haber encontrado indicios criminales en las reuniones de Infantino con su antiguo fiscal, Michael Lauber, quien investigaba una trama de corrupción en el fútbol.

Ahora, la FIFA se defiende de ellas y asegura que “la FIFA y el Presidente de la FIFA desmienten categóricamente toda insinuación o alusión según la cual el Presidente de la FIFA habría intentado en algún momento ejercer cualquier tipo de influencia indebida sobre el Fiscal Federal de Suiza”.

Asimismo cree que "no había ni hay absolutamente razón alguna para iniciar una investigación, porque no ha ocurrido nada delictivo ni por asomo. No existe ninguna prueba concreta en absoluto de ningún tipo de delito penal".

Gianni Infantino en un acto de la FIFA / EFE

De este modo, detalla que aquellas reuniones se debían a que “la Fiscalía General de Suiza estaba llevando a cabo investigaciones sobre más de 20 causas relacionadas con la FIFA; y la FIFA es considerada una parte perjudicada en esos procesos", por lo que "era totalmente lógico que el Presidente de la FIFA se reuniera con el Fiscal Federal de Suiza".

Los detalles de la reunión

Por otro lado consideran que en no es ilegal reunirse con fiscales y que en todo momento fueron para ofrecer “el apoyo total de la FIFA a las investigaciones" y “su cooperación de cara a enjuiciar los actos delictivos” .A vez, añaden que “el Presidente de la FIFA acudió allí de buena fe y como representante de la FIFA. Esto también forma parte de sus obligaciones fiduciarias como Presidente de la FIFA".

A su vez, explican que en aquel momento Infantino solo llevaba 24 días en el cargo y que "la FIFA se encontraba en una situación desastrosa, y corría el riesgo de ser declarada como una organización criminal por las autoridades estadounidenses". Es por eso que comentant que "dentro de ese ambiente tóxico, las relaciones entre la FIFA y la OAG eran sólo uno de los numerosos asuntos apremiantes que tenía que abordar el Presidente de la FIFA".

Michael Lauber, Fiscal Federal de Suiza / EFE

Por otro lado, señalan que la FIFA se ha reunido con fiscales en otras jurisdicciones de todo el mundo y que todas ellas no eran secretas y que “las programaba oficialmente la OAG con mucha antelación, y aparecían en sus agendas". Por otro lado también apuntan que no hay ningún reglamento de la ley ni ninguna ley que obligue a conservar las actas de aquellas reuniones.

La investigación

Por lo que refiere a la investigación, la FIFA considera que “Stefan Keller no ha presentado ningún elemento evidente ni ningún fundamento jurídico para justificar la apertura de una investigación”. Además subrayan que "estas reuniones ya fueron investigadas por otro fiscal especial con motivo de una investigación relativa a Rinaldo Arnold. Esa investigación se cerró y no se presentaron cargos en ningún momento".

Finalmente, manifiestan que "al no conocer el contenido de esas denuncias, solamente podemos especular sobre los motivos por los que se presentaron, pero objetivamente han causado un perjuicio considerable a la FIFA y a su presidente, Gianni Infantino, pese a que no tienen fundamento alguno".

 
Hoy destacamos