Palco

Jaume Roures, propietario de Mediapro / EFE

Jaume Roures, propietario de Mediapro / EFE

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para el informático acusado de espiar a Jaume Roures

A mediados de noviembre, Sandro Rosell fue absuelto del caso

Oriol Quintana @urikingkat

09.06.2021 12:57h Actualizado: 09.06.2021 13:01 h.

2 min

Jaume Roures tiene varios frentes abiertos en los juzgados. Es acusación popular del Barçagate, pendiente de resolución, mientras también sigue en el caso de espionaje en el que también estaba involucrado Sandro Rosell. El expresidente del FC Barcelona fue exculpado a mediados de noviembre.

Este miércoles hay novedades. Según El Periódico, la Fiscalía de Barcelona reclama cuatro años de prisión y una multa de 14.400 euros para el que fue responsable del departamento de informática y sistemas del grupo Mediapro, Robert Cama, y también al directivo de Bonus Sport Marketing, Juan Carlos Raventós por presuntamente espiar y copiar correos electrónicos del empresario audiovisual que, por su parte, pide cinco años de prisión.

El ministerio público les atribuye un delito continuado de descubrimiento de secretos de la empresa. La denuncia se dirigió también contra el expresidente Sandro Rosell, que fue fundador de BSM, y que fue exculpado por un fundamento “frágil y endeble” en noviembre de 2020.

Roures, en una imagen de archivo / EFE

Roures, en una imagen de archivo / EFE

La acusación sostiene que, entre 2009 y 2011, Robert Cama “actuando a petición y de común acuerdo” con Juan Carles Raventós accedió “de manera sistemática y sin consentimiento al correo electrónico de Jaume Roures y procedió a copiar mensajes y a cederlos a personas “relacionadas con su ámbito profesional”. Estos mails terminaron en la bandeja de entrada del empresario, muy interesado en la actividad de Mediapro, del mismo sector del marketing deportivo.

Estos correos interceptados trataban diferentes asuntos como trabajos publicitarios, aspectos relacionados con el negocio televisivo, tratos con entidades financieras y otros aspectos de contratos audiovisuales. Para esta operación, el informático había instalado el servidor de BSM con los que trabajaba en las oficinas de Mediapro.

Rosell, absuelto

El 13 de noviembre Sandro Rosell fue absuelto de este presunto delito de espionaje contra Jaume Roures. “No existen indicios suficientes que justifiquen la continuación del procedimiento contra el investigado”, exponía la resolución de la Audiencia Nacional apuntando que había poco material probatorio.

Molins, Rosell y Maluenda en una imagen de archivo / Redes

Molins, Rosell y Maluenda en una imagen de archivo / Redes

La sentencia argumenta que el expresidente nunca se benefició en ningún momento de estos correos electrónicos de Roures. Solamente fue receptor pasivo de algunos de estos mails, pero no hay medios para demostrar que el ex máximo mandatario instigara a Robert Cama para que enviara los correos a Joan Carles Raventós.

“Se han detectado dos correos electrónicos remitidos por el Sr. Cama al Sr. Rosell en los que estuviera pasando alguna información sobre el Sr. Roures o la empresa Mediapro”, apuntaba la sentencia. Estos dos correos son un mismo mensaje repetido sobre las elecciones que debían producirse a la entidad en 2010.

Hoy destacamos