Palco

Eric Abidal celebra un gol que marcó en su etapa como jugador del Barça / ARCHIVO

Eric Abidal celebra un gol que marcó en su etapa como jugador del Barça / ARCHIVO

La fotocopia que mantenía vivo el 'caso Abidal'

La jueza decidió reabrir el caso en agosto a raíz de un documento conflictivo en el expediente

Víctor Malo @VMalo8

05.10.2018 21:41h

2 min

Pequeños detalles. A menudo son los que marcan las grandes diferencias. Así ocurrió, por ejemplo, en el cóncavo caso que viene persiguiendo la reputación de Eric Abidal, secretario técnico del FC Barcelona, y del anterior presidente del club, Sandro Rosell.

La titular del juzgado de instrucción número 28 de Barcelona archivó el caso este jueves al estimar que no existen indicios suficientes para considerar un delito como es el tráfico de órganos.

El ex presidente, y empresario actualmente encarcelado por blanqueo de capitales, estaba acusado de comprar un hígado ilegal para el ex futbolista, que tuvo que ser operado de un tumor maligno en 2013. La principal prueba, una conversación telefónica.

La llamada más conflictiva 

Un detalle tan nimio como una llamada que fue grabada era el gran sustento de la trama. Sin embargo, la juez decidió archivar el caso en abril por falta de pruebas.

No fue hasta el mes de agosto cuando decidió reabrirlo. Según indica el abogado de la defensa, Andrés Maluenda, la juez actuó movida por la presión de los medios de comunicación que difundieron la noticia y la citada conversación teléfonica.

Pero hubo otro aspecto al que la magistrada se agarró para reabrir el caso: una supuesta discordancia entre algunos de los documentos obrantes en autos.

La fotocopia borrosa del primo

Según desvela Radio Barcelona, el motivo de la polémica fue una fotocopia mal hecha. Al parecer, el documento en cuestión estaba borroso justo en el punto donde se aludía a la identidad del donante, Gerard Armand, primo del propio Abidal.

Revisado el fallo, la jueza decretó que procedía archivar el caso “ante la falta de indicios bastantes, tratándose de meras conjeturas y sospechas”. Quedaba confirmada así la “inexistencia de contradicciones”.

Eric Abidal, durante su etapa como jugador del Barça / EFE

Eric Abidal, durante su etapa como jugador del Barça / EFE

Además de la citada fotocopia, hay otros dos motivos que echaron para atrás a la instructora de la causa. Ambos vinculados con Francia.

Un delito que en Francia no lo es

Por un lado, la Fiscalía solicitaba que el primo de Abidal fuera interrogado en calidad de testigo. Sin embargo, en esa condición no hubiera sido posible verificar la herida de la operación.

Del otro, la primera comisión rogatoria pidió su interrogatorio en calidad de investigado. Pero la solicitud fue rechazada en Francia porque el relato de los hechos formulado por la justicia española no encaja en la legislación penal francesa. Al parecer, la compra de un órgano ilegal no estaría tipificada dentro del tipo delictivo.

 
Hoy destacamos