Palco

Imagen de archivo de una asamblea de compromisarios / EFE

Imagen de archivo de una asamblea de compromisarios / EFE

El futuro de la Superliga está en manos de los socios del Barça

Los clubes podrían librarse de la multa si la asamblea se opone a que los azulgranas participen

Pau Beya Acero @pbeya96

23.04.2021 20:51h

2 min

La Superliga sigue dando que hablar. La nueva competición ha eclipsado toda la información deportiva de la última semana. Se fundó el domingo por la madrugada y, 48 horas después, los seis clubes de la Premier League se echaron atrás. Al día siguiente, Atlético de Madrid, Juventus, Milán Inter también se bajaron.

Solo quedan FC Barcelona Real Madrid, pero todavía no está todo dicho. Según informó este viernes Vozpopuli, los clubes que decidan abandonar el proyecto deberán pagar 300 millones de euros de penalización. Es por eso que todavía ninguna entidad se ha ido como tal de la Superliga.

En manos de los socios del Barça

La multa de los diez equipos que renunciaron a la Superliga queda en manos de los socios del FC Barcelona, según ha avanzado este viernes Der Spiegel. Cabe recordar que la asamblea de compromisarios del club azulgrana tendrá la última palabra sobre la adhesión de la entidad a la nueva competición.

Una imagen de archivo de una asamblea de compromisarios en Can Barça / Redes

Una imagen de archivo de una asamblea de compromisarios en Can Barça / Redes

Y si los culés tumban la participación del Barça en la Superliga, las once instituciones fundadoras restantes podrían debatir si con la retirada de los catalanes, que no pagarían penalización, el torneo queda devaluado. Si el 70% votara que sí, que en principio debería ser así vistos los acontecimientos, el proyecto quedaría paralizado.

Fue Joan Laporta quien, anticipándose a lo que ha acabado sucediendo, incluyó una cláusula en el contrato según la cual el FC Barcelona podía marcharse de la Superliga sin penalización si los socios votaban en contra.

Campaña

Sea como sea, desde el club azulgrana da la sensación que se venderá la viabilidad de la Superliga. De hecho, Joan Laporta espetó este jueves que "la Superliga es una necesidad, pero la última palabra la tendrán los socios. Los grandes clubes aportamos muchos recursos y hemos de poder dar nuestro punto de vista respecto al reparto económico".

Florentino Pérez y Laporta, en un Madrid-Barça / EFE

Florentino Pérez y Laporta, en un Madrid-Barça / EFE

 

Eduard Romeu, vicepresidente económico de la entidad, explicó este viernes que "nos hemos sumado a la Superliga porque entendemos que es bueno para el fútbol y para el Barça. Si buscamos puntos de encuentro, esto será una realidad".

El futuro de la Superliga está en manos de los socios del FC Barcelona. Si la asamblea de compromisarios se opone a la competición, los clubes que han renunciado se librarían de pagar la multa de 300 millones de euros.

 
Hoy destacamos