Palco

Recreación virtual del Espai Barça, cuyo nuevo proyecto deberá ser aprobado por Goldman Sachs / FCB

Recreación virtual del Espai Barça, cuyo nuevo proyecto deberá ser aprobado por Goldman Sachs / FCB

Goldman Sachs debe avalar los cambios en el nuevo Camp Nou

La compañía estadounidense estudia los cambios introducidos por el Barça en un proyecto que se ha disparado con Laporta

Lluís Regàs @LluisRegas

23.11.2021 00:07h

2 min

El FC Barcelona condiciona la recuperación económica del club al desarrollo del Espai Barça. La junta directiva que preside Joan Laporta considera que la transformación del Camp Nou y el nuevo Palau pueden generar 200 millones de euros anuales, a la espera de obtener el visto bueno de Goldman Sachs para financiar la operación más importante del club en el siglo XXI.

Goldman Sachs ya ha prestado 595 millones de euros al Barcelona para refinanciar su deuda  --asciende a 1.350 millones de euros, según Laporta--y todo parece indicar que dará luz verde al nuevo Espai Barça. El proyecto contempla la reforma del estadio, la construcción de un nuevo Palau para 15.000 espectadores y de otro más pequeño para 3.000 personas, y la reurbanización de todo el entorno del estadio con la edificación de un hotel y nuevas oficinas.

El Johan Cruyff y el Palau

Laporta ha tasado en 1.500 millones de euros el coste máximo del Espai Barça, una cifra muy superior a los 600 millones de euros que anunció Josep Maria Bartomeu en 2016. Entonces, el expresidente presupuestó el Johan Cruyff en cuatro millones de euros y finalmente costó 19. Fuentes de la anterior directiva también aseguran que se quedaron cortos al proclamar que la construcción del nuevo Palau para 10.000 personas costaría 90 millones de euros.

Goldman Sachs, el grupo bancario estadounidense / EP
Goldman Sachs, en Estados Unidos.

El Barça de Laporta ha revisado los números de Bartomeu al alza. La renovación del Camp Nou, según anunció el nuevo CEO, Ferran Reverter, costará unos 900 millones de euros, unos 100 millones más que la reforma del Bernabéu, que estará totalmente cubierto y tendrá un césped retráctil.

Tercera grada totalmente nueva

Laporta, recientemente, aseguró que el Camp Nou diseñado por Nikken Sekkei para la junta directiva de Bartomeu se había quedado “obsoleto” porque no contemplaba nuevas tecnologías de los últimos años.

El actual presidente del Barça quiere construir una tercera grada totalmente nueva, tras derribar la que levantó el expresidente Núñez en 1982. También contempla la construcción de dos anillos con palcos, con capacidad para 4.000 asientos VIP. Sin embargo, los cambios en la primera grada serán mínimos, mientras que la anterior junta directiva apostaba por la eliminación de 12.000 asientos de esa zona para mejorar la visibilidad de los espectadores.

Recreación virtual de los dos anillos de palcos del nuevo Camp Nou / FCB

Goldman Sachs

El nuevo Palau tendrá un coste aproximado de 420 millones de euros, una cantidad muy superior al nuevo pabellón que se construye en Valencia. Con una capacidad similar –15.600 espectadores— costará 280 millones de euros, 140 millones menos que el futuro pabellón multiusos del Barça.

Laporta aseguró que las negociaciones con Goldman Sachs están muy avanzadas. Esta compañía estadounidense cobra un interés del 1,9% en los 595 millones que ya ha concedido al Barça y falta por ver si ahora mantendrá el mismo tipo de interés o lo incrementará, al tratarse de una operación mucho más costosa. En cinco años, el presupuesto del club para el Espai Barça se ha incrementado en 900 millones de euros.

Máximas garantías

Fuentes del sector financiero aseguran que Goldman Sachs pedirá las máximas garantías al Barça y podría corregir algunas partidas o cambiar algunas condiciones. Bartomeu y su junta directiva asumían que debían pagar las obras en 25 años a partir de su finalización, mientras que Laporta ya contemplaba que el plazo se prolongará unos 35 años.

 
Hoy destacamos