Palco

Joan Laporta, celebrando su victoria como presidente del Barça | FCB

Joan Laporta, celebrando su victoria como presidente del Barça | FCB

Los golpes de efecto de Laporta desde que volvió a la órbita Barça

El nuevo presidente blaugrana se está especializando en dar golpes a nivel mediático

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

03.04.2021 00:18h Actualizado: 03.04.2021 12:36 h.

3 min

Joan Laporta consiguió hace poco menos de un mes convencer con su candidatura Estimem al Barça a 30.184 socios para que le diesen su apoyo, y convertirle en el nuevo presidente del FC Barcelona. En total, 54,28% de todos los que votaron se dejaron seducir no solo por su proyecto, sino también por su carisma y sus cantos al pasado. Sin embargo, es necesario destacar que el abogado también consiguió puntos importantes con golpes de efecto a nivel mediático durante la campaña. 

El primero tuvo lugar el primer día de campaña. El equipo de Laporta presentó su candidatura en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, en un acto que vendió como homenaje a las víctimas del coronavirus. Conseguió generar empatía y simpatía a todos los socios, y conseguir interés mediático al rodearse de todos los periodistas más influyentes de los medios tradicionales. 

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Precisamente, también se está convirtiendo en experto a la hora de relacionarse con los medios, y ganarse su complicidad. Ya sea mostrándose muy cercano con algunos medios (La Vanguardia, El Periódico, RAC1 y Catalunya Radio y Sport) o teniendo guiños a algunas televisiones (Deportes Cuatro o La Sexta), al soltar alguna pequeña declaración cuando lo abordan por sorpresa, o incluso darles imágenes durante sus viajes. Otro ejemplo de que es el centro de todo fue su discurso de investidura, sin ningún tipo de nota y ofreciendo a los fotógrafos imágenes mediáticas abrazando a Piqué o a Leo Messi. 

La pancarta en Madrid y el caso Haaland

No obstante, si hay dos casos que evidencian que Laporta se está convirtiendo en un experto para controlar el contexto mediático, son los de la pancarta en Madrid y sus movimientos en el caso Haaland. Su cara y el mensaje de "Ganas de volver a veros" a pocos metros del Santiago Bernabéu marcó un antes y un después en la campaña, y le sirvió para desvelar sus verdaderas intenciones y que su carácter provocador seguía estando ahí. Un verdadero golpe de efecto, que dejó sin respuesta a Víctor Font y Toni Freixa. Una acción que posiblemente le permitió ganar varios votos, sin necesidad de dar detalles de su proyecto. 

Joan Laporta y Enric Masip delante la pancarta en el Santiago Bernabéu / 'Estimem el Barça'

Joan Laporta y Enric Masip delante la pancarta en el Santiago Bernabéu / 'Estimem el Barça'

Con el fichaje de Haaland, por el momento está usando una estrategia parecida. El presidente del Barcelona se reunió con el padre y el agente del jugador (Mino Raiola), y ordenó a uno de sus hombres de confianza recogerles en el aeropuerto. Pese a que no existen evidencias de cómo se filtró su llegada, es evidente que ha favorecido su gestión y demostrado a los socios que el club vuelve a aspirar a grandes fichajes. Su llegada es extremadamente compleja, pero ya devolvió la ilusión al barcelonismo. Aunque no consiga su fichaje, ya nadie puede dudar de que no lo haya intentado. Un nuevo movimiento que puede quedar para la galería. 

Aval, Giró y la polémica con la 'menor'

Por otra parte, también hay que destacar que en los últimos meses Laporta ha sido protagonista a nivel mediático por tres casos que no jugaron a su favor, y que hicieron peligrar su llegada al palco del Camp Nou. El primer tuvo lugar durante el mismo día de las elecciones.

El presidente quedó envuelto en una polémica, al hacerse viral un vídeo en redes, en el que dijo a una supuesta menor "cuando cumplas los 18 llámame". El abogado trató de sofocar rápidamente esta polémica, al organizar de forma improvisada con todo su equipo un homenaje a Cruyff a los alrededores del Estadi. Poco después se demostró que todo era una broma, y que la chica tenía más de 30 años. Sin embargo, ya lo dejó en mal lugar. 

Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Asimismo, también fue polémica la marcha de su hombre fuerte en el área económica, Jaume Giró. Un hecho que posteriormente provocó problemas importantes a la hora de confeccionar el aval, y pusieron en jaque su presidencia. Dos ejemplos en los que volvió a ser el centro mediático, cuando no lo deseaba. Por el momento, esta apuesta arriesgada le está dando buenos resultados. No obstante, se trata de un arma de doble filo, que fácilmente puede volverse en tu contra. 

 
Hoy destacamos