Palco

Bartomeu y Florentino Pérez posan juntos en un clásico Barça-Madrid / EFE

Bartomeu y Florentino Pérez posan juntos en un clásico Barça-Madrid / EFE

La guerra entre el Barça y el Real Madrid se calienta en las altas esferas

Florentino Pérez devuelve el golpe a Bartomeu y marca territorio

Víctor Malo @VMalo8

25.09.2018 18:30h Actualizado: 08.10.2018 18:01 h.

2 min

La guerra entre el FC Barcelona y el Real Madrid está más caliente que nunca. La lucha de egos no se reduce únicamente a Leo Messi, Sergio Ramos y el resto de grandes estrellas.

También en las altas esferas se cuecen choques de poder como los que quedaron patentes en la última asamblea de socios compromisarios del Real Madrid. Florentino Pérez fue un púgil sobre el cuadrilátero, atacado desde distintos frentes.

Siempre a la defensiva, el presidente blanco se encargó de sacar pecho sobre su gestión. “Si usted puede estar ahí sentado dando su opinión es porque yo avalé con 170 millones de mi patrimonio en su día”, respondió a un socio compromisario.

El mismo socio había preguntado instantes antes por qué Florentino no ponía de su bolsillo los 575 millones de euros que piensa solicitar a los bancos como crédito a devolver en 35 años para pagar el nuevo estadio. Ese es el principal reto que se marca el empresario en el futuro del club blanco.

La carrera por ser el primero en llegar a los 1.000 millones

Por esto mismo lanzó un órdago al mismísimo Bartomeu recalcando que “el Madrid quiere ser el primer club del mundo en superar los 1.000 millones de euros en ingresos”.

Ese reto se lo marcó el Barça de Bartomeu en las últimas elecciones a la presidencia del club, vencidas en 2015. Desde entonces, la subida de la facturación culé es imparable.

El Barça superó al Madrid en ingresos el último año gracias a la fuga de Neymar rumbo al PSG. Los azulgrana ingresaron 914 millones de euros. Una auténtica salvajada.

El Madrid factura menos que el Barça

El club blanco, en cambio, se quedó en cifras más discretas: 750 millones de euros sin contar las plusvalías de los jugadores traspasados. Lo que vendrían a ser unos 800 millones.

Neymar el día de su presentación como jugador del PSG / EFE

Neymar el día de su presentación como jugador del PSG / EFE

Bartomeu y su junta directiva recuerdan de vez en cuando que siguen trabajando para llegar a ese objetivo antes de terminar su mandato, en 2021. Van por buen camino.

Pero le saca ventaja en estadio, beneficios y deuda

Sin embargo, Florentino les toma ventaja en la operación para remodelar el Santiago Bernabéu –cuyas instalaciones ya están ahora mucho mejor que las del Camp Nou– y en la gestión de sus cuentas: pese a tener menos ingresos, logra más beneficios y ya no tiene deuda.

La deuda del Barça asciende todavía a 247 millones de euros y el club ha pedido algunos préstamos en los últimos años para pagar fichajes y salarios. El proyecto del Espai Barça y el nuevo Camp Nou está completamente parado.

 
Hoy destacamos