Palco

Mino Raiola en una imagen de archivo / Redes

Mino Raiola en una imagen de archivo / Redes

La historia de Mino Raiola como agente de jugadores

El agente italiano representa a futbolistas de talla mundial como Haaland, De Ligt o Pogba

Oriol Quintana @urikingkat

01.04.2021 14:48h Actualizado: 01.04.2021 14:56 h.

4 min

Mino Raiola vuelve a aparecer en órbita azulgrana. El representante italiano de futbolistas ha estado en los últimos años muy vinculado al FC Barcelona. Fue uno de los artífices de la llegada de Zlatan Ibrahimovic al Camp Nou y también sonó para que fichara Paul Pogba o Matthijs de Ligt. Ahora, el nombre que ocupa todas las portadas es el de Erling Haaland, delantero del Borussia Dortmund.

Este jueves saltó la sorpresa al mediodía cuando varios fotógrafos cazaron al agente de futbolistas aterrizando en el aeropuerto de El Prat. No lo hacía solo, sino que lo acompañaba el padre del futbolista noruego. Ambos han sido recogidos por el chofer que tiene Joan Laporta y todo apunta que esta tarde se producirá una reunión para hablar del futuro del nueve.

Mino Raiola es uno de esos agentes que no dejan indiferente a nadie, de los que cada vez que habla genera alboroto y un experto negociador. Ahora es uno de los representantes de futbolistas más populares y de los que han generado más fortuna, pero, ¿quién es realmente este italiano?

De la pizzería al fútbol

Carmine Raiola, popularmente conocido como Mino, nació hace 53 años en un pueblo del sur de Italia, Nocera Inferiore. Cuando era solo un niño su familia emigró a Países Bajos, concretamente a la modesta población de Haarlem, cerca de Ámsterdam. Allí nació la famosa leyenda de la pizzería.

En su nueva ciudad, su padre abrió un negocio de pizzas, que tuvo gran éxito. Mino le echaba una mano ya con 11 años. No como pizzero como se ha hecho popular, sino como camarero. “¿Qué podía hacer? Podía lavar platos, todavía me gusta. Me da una especie de paz limpiar cosas, ves el resultado inmediato de tu trabajo”, comentó en una entrevista en el Financial Times. El éxito de las pizzas fue tal que terminaron regentando 10 restaurantes más en la zona.

Mino Raiola posando de joven en uno de los negocios familiares / Redes

Mino Raiola posando de joven en uno de los negocios familiares / Redes

A todo esto, Raiola empezó una corta carrera como futbolista. Estuvo en las categorías inferiores del HFC Haarlem, hasta que lo dejó y se centró en su formación. Cursó la licenciatura de derecho. El fútbol siempre ha estado ligado a su vida. Mientras estaba en la universidad fundó su primera empresa, Intermezzo, y se convirtió en el director deportivo del club.

Pero siguió con el negocio de la restauración, que le inculcó su padre. Cerró varios acuerdos, pero el más sonado fue comprando para luego vender un local para la empresa McDonald’s. Una operación se cerró por una cifra millonaria y que le abrió las puertas al consejo de empresarios de la ciudad.

Bergkamp, un antes y un después

En sus primeros años como agente, se convirtió en agente de futbolistas de jugadores holandeses en el extranjero. Su primera operación fue en 1992 llevando a Bryan Roy al Foggia, pero la operación que marcó un antes y un después en su carrera fue el fichaje de Dennis Bergkamp del Ajax de Ámsterdam al Inter de Milán en 1993.

Gracias a estas operaciones se convirtió en agente FIFA y se centró exclusivamente en el negocio del fútbol. Fundó la empresa Sportman llevando la representación de Michel Kreek, Marciano Vink y Pavel Nedved, leyenda de la Juventus de Turín. Entrados los 2000, puso en el ojo en el futbolista que le catapultaría definitivamente a la fama: Zlatan Ibrahimovic.

Mino Raiola y Ibrahimovic en una imagen de archivo / EFE

Mino Raiola y Ibrahimovic en una imagen de archivo / EFE

“¿Quiere ser el mejor del mundo? Venda sus coches, sus relojes y comience a entrenar tres veces más duro. Sus números son una basura”, le comentó el italiano al delantero nada más conocerlo. El resto es historia, movieron en traspasos un total de 172 millones de euros: Ajax, Juventus, Inter, Barça. Milan, PSG y Manchester United.

Actualmente, Mino Raiola es una de las figuras del mercado, llevando a cracks mundiales como Matthijs de Ligt, Romelu Lukaku, Paul Pogba, Moise Kean, Marco Verrati o Erling Haaland. La última gran operación fue en verano de 2019 traspasando al central holandés del Ajax a la Juventus --un movimiento que ya le es conocido-- por 75 millones de euros.

Su relación con el Barça

La primera vez que se oyó el nombre de Raiola en Barcelona fue en 2009, cuando el Barça de Laporta fichó a Ibrahimovic. Firmó por cinco temporadas y se pagaron 46 millones más Samuel Eto’o que se iba al Inter de Milán. Un récord por aquel entonces con una operación valorada en 66 millones. También llegó Maxwell.

Lo más llamativo de ese fichaje se conoció años después. El club le pagó tres millones de comisión al italiano y un 10% de la ficha anual del futbolista, unos 1,2 millones de euros. Aunque el sueco salió una temporada más tarde al Milan AC, se le continuó abonando ese salario. Un total de 9 millones.

No termina aquí la relación entre clubes. Mino apareció en las elecciones de 2015 dando apoyo a Joan Laporta y prometiendo que, si el abogado ganaba las elecciones, Paul Pogba sería culé: “Tiene muchas opciones de ir a Barcelona”. Finalmente, el vencedor fue Josep Maria Bartomeu y un verano después el galo fichó por el United a cambio de 105 millones de euros.

Mino Raiola, junto a su representado Paul Pogba | EFE

Mino Raiola, junto a su representado Paul Pogba | EFE

La penúltima aparición fue con Matthijs de Ligt. El central del Ajax quería salir en verano de 2019 y tenía dos opciones: Juve y Barça. Fue negociando con los dos clubes, pero finalmente se decantaron por los turineses. En Italia le ofrecían un salario más alto y un proyecto deportivo en el que asentarse desde el minuto cero. Dos temporadas después, parece que quiere cambiar de aires.

El último movimiento es por Haaland. Raiola y el padre del futbolista han aterrizado este jueves a Barcelona para reunirse con Joan Laporta. El noruego es uno de los hombres más deseados del mercado de fichajes y, pese a la delicada situación económica, la nueva junta directiva no tira la toalla y quiere hacerlo realidad.

 
Hoy destacamos