Palco

Luis Rubiales en una imagen de archivo / EFE

Luis Rubiales en una imagen de archivo / EFE

Los siete hombres de Rubiales acusados de estafa y malversación de fondos

Siete personas de confianza del presidente de la RFEF están siendo investigados por la justicia

Pau Beya Acero @pbeya96

03.12.2019 01:25h

4 min

Luis Rubiales no gana para disgustos. Su primer año y medio al frente de la Real Federación Española de Fútbol ha sido, cuanto menos, tormentoso. Empezó con mal pie con el despido de Lopetegui dos días antes del inicio de la Eurocopa. Ha tenido problemas con Javier Tebas, Jaume Roures, las televisiones y, ahora, es uno de los grandes protagonistas del conflicto entre Luis Enrique y Robert Moreno.

Ninguno de estos episodios es tan controvertido como los constantes líos judiciales por los que se ve salpicado. Si bien Rubiales no está involucrado de forma directa en ningún caso, hasta siete hombres de confianza están relacionados o están siendo investigados por estafa y malversación de fondos.

El último golpe

El último caso que salpica de forma indirecta a Luis Rubiales y a la RFEF lo ha destapado el medio Las Provincias. El citado digital asegura que de acuerdo con un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, Vicente Muñoz, propietario de Viajes Vacança, "se benefició de la oportunidad de negocio que le ofrecía ostentar la vicepresidencia de la RFEF, la presidencia de la Federación Valencia y su cargo en MUPRESFE".

Luis Rubiales con Salvador Gomar

Luis Rubiales con Salvador Gomar

Está siendo investigado por presuntos delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental. La mencionada agencia habría cargado 2.459.063 euros a la RFEF, 2.222.578 euros a la Federación Valenciana y 105.854 euros a la mutua. Operaciones con las que Muñoz habría logrado un beneficio neto de 815.990 euros entre 2009 y 2017.

Muñoz fue vicepresidente de la Federación durante la era Villar, por lo que no tiene vinculación alguna con Rubiales. Quien sí la tiene es Salvador Gomar, presidente de la Federación Valenciana y vicepresidente de la RFEF actualmente. Era el segundo de Muñoz en la Federación Valenciana y, tras la información de Las Provincias, ha negado cualquier implicación en el caso: "Yo era el secretario general, pero desconocía esas situaciones porque los llevaban el presidente y el tesorero. Supone una falta de ética".

El primero en caer

Gomar es el último de una lista de siete nombres que se han visto envueltos en problemas judiciales desde que Luis Rubiales llegó a la presidencia del órgano federativo. El primero en caer fue Andreu Subies, mano derecha del exfutbolista. Ostentaba el cargo de vicepresidente económico de la RFEF.

Dimitió el pasado mes de marzo, meses después de haber sido acusado de un supuesto desvío de fondos para beneficio propio. Según reveló El Mundo, la Guardia Civil habría descubierto que Subies se apropió de medio millón de euros correspondientes a la federación catalana, de la que fue presidente, para hacer reformas en su casa y abrir un restaurante para su mujer en Cambrils.

Caso Soule

Luis Rubiales también se ve relacionado con el caso Soule. Y por partida triple. Por un lado, la Guardia Civil acusa a Antonio Suárez Santana, vicepresidente de la RFEF, de desvío de fondos federativos. La Liga añade que el directivo pidió subvenciones públicas para construir campos a través de la Federación Canaria ocultando cómo recibía las donaciones. Se le acusa de ocultar una ayuda de 96.000 euros para las obras en un colegio. La patronal ha pedido al juez del caso que impute a Suárez Santana por estafa.

Imagen de archivo de Jacinto Alonso con Luis Rubiales

Imagen de archivo de Jacinto Alonso con Luis Rubiales

Por otro lado, en el marco del caso Soule, la Guardia Civil acusa a Jacinto Alonso, responsable del área de formación de la RFEF, de cobrar al menos 600.000 euros en comisiones a cambio de la gestión de pólizas de seguro. La Guardia Civil señala que el directivo consiguió "el 80% de los ingresos" gracias a los contratos federativos. Los organismos relacionados con Alonso firmaban pólizas con la empresa del acusado. Además, el importe de los contratos aumentaba con los años.

Por último, el caso Soule también afecta a Maximino Martínez, vicepresidente de la RFEF desde abril. Todo empezó en la era de Ángel María Villar, cuando se calcula que podrían haberse desviado más de 20 millones de euros de la mutualidad de futbolistas. Martínez fue nombrado presidente de la mutualidad en 2018 y, según informó el diario ABC, pudo haber intentado perpetuar un sistema fraudulento de auditoría de cuentas.

Operación Oikos

El sexto es Óscar Fle, presidente de la Federación Aragonesa de Fútbol. El órgano que dirige apareció en el sumario de la Operación Oikos. El motivo era una supuesta subvención destinada a la construcción de un campo de fútbol para la Sociedad Deportiva Huesca. La institución salió rápidamente al paso y aseguró que la trayectoria de la federación "es conocida por perseguir y denunciar cualquier tipo de irregularidad en cualquier aspecto de la gestión del fútbol".

Luis Manuel Rubiales (padre), en una imagen de archivo / Redes

Luis Manuel Rubiales (padre), en una imagen de archivo / Redes

Cierra la lista Luis Manuel Rubiales, padre del presidente de la RFEF, que fue procesado en el caso de los ERE de Andalucía. Según informó Granada Hoy, el progenitor del exfutbolista era exdelegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada y se le investiga la ilicitud de usar dinero público destinado a acabar con el conflicto laboral que derivó en una huelga del servicio de basuras en la ciudad granadina.

Los casos judiciales salpican a Luis Rubiales. El primer año y medio del exfutbolista al frente de la Federación ha sido, cuanto menos, complicado y controvertido. Ninguno de estos casos le involucra directamente, pero resulta evidente que dañan su imagen y, sobre todo, la de la RFEF.

 

Hoy destacamos