Palco

Luis Rubiales, presidente de la RFEF / EFE

Luis Rubiales, presidente de la RFEF / EFE

La imputación de Rubiales acerca a Iker Casillas a la presidencia de la RFEF

El presidente de la Federación declarará por falsificación de un documento público

Redacción Culemanía @culemanias

15.04.2020 00:41h

2 min

Las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol podrían haber dado un giro de 180 grados en las últimas horas. Los comicios, que se debían disputar en verano de 2021, tenían la intención de adelantarse a este año. No obstante, la crisis del coronavirus comportará que este adelantamiento no pueda producirse. 

Iker Casillas habla para los medios tras su operación   EFE

Iker Casillas habla para los medios tras su operación   EFE

Lo que dará más margen al gran rival de Luis Rubiales, Iker Casillas, para preparar su campaña. Y es que el ex guardameta del Real Madrid y de la selección española podría tener cada vez más oportunidades de hacerse con la victoria, y más tras la última polémica que ha afectado a Rubiales. 

Imputado por falsificación

En este caso, fue el medio ABC el que avanzó que el actual presidente de la RFEF, Luis Rubiales, ha sido llamado a declarar el próximo 21 de mayo en el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid como investigado por un presunto delito de falsificación de un documento público. También ha sido llamado a declarar su secretario general, Andreu Camps.

El caso se remonta a junio de 2019, cuando se aprobó por amplia mayoría una propuesta de modificación estatutaria para introducir 19 miembros natos a la nueva asamblea de cara al proceso electoral que debía celebrarse en 2020. Dicha modificación podía ser decisiva ya que afectaría al resultado de los comicios, pues los 19 miembros natos tendrían derecho a voto, como ocurre con los presidentes de las territoriales.

No obstante, para poder llevar a cabo la modificación, Rubiales necesitaba tres requisitos: que el TAD emitiera un dictamen no vinculante; que la secretaria de Estado para el Deporte aceptara la modificación y que dicha modificación la aprobara el CSD.

Luis Rubiales en una imagen de archivo / EFE

Luis Rubiales en una imagen de archivo / EFE

El TAD rechazó la inclusión de estos 19 nuevos miembros nato y el CSD concedió un periodo de alegaciones a la Federación, que en diciembre rebajó de 19 a 5 el número de nuevos «asambleístas a dedo». Eso significaría que dos representantes del voley playa, del Real Madrid, el Barcelona y el Athletic como clubes de Primera división más antiguos, podrían votar directamente al presidente sin tener que ser elegidos previamente en las urnas.

En tiempo récord el CSD aceptó la nueva propuesta de la RFEF para que pudiera llegar a tiempo a la asamblea que se celebró el 16 de diciembre. Sin que estuviese en ningún punto del orden del día Andreu Camps, explicó en el turno de ruegos y preguntas que, según él, no se trataba de aprobar nada nuevo: “Es una adaptación, porque la decisión es la misma. No hay una modificación de la decisión adoptada anteriormente por la asamblea”, argumentó tal y como explica el diario ABC.

La Federación madrileña denunció los hechos. Rubiales y Camps defienden que ya se había aprobado la inclusión de miembros natos en la asamblea de junio. La denuncia asegura que la conformidad no se produjo y aporta el vídeo de la asamblea de diciembre.

 
Hoy destacamos