Palco

Los presidentes de Barça y Real Madrid, Bartomeu y Florentino Pérez, hablan durante un clásico / EFE

Los presidentes de Barça y Real Madrid, Bartomeu y Florentino Pérez, hablan durante un clásico / EFE

Florentino Pérez o el revés más fuerte del Barça al Real Madrid

Bartomeu pasa la mano por la cara al eterno rival

Víctor Malo @VMalo8

07.09.2018 18:55h Actualizado: 13.09.2018 17:27 h.

2 min

Las cosas han cambiado. El Real Madrid ya no es el club todopoderoso en lo económico al que nadie osaba ni toser. Si bien ha llegado a la excelencia deportiva en los últimos años con la conquista de tres Champions seguidas, su poder de facturación parece estancado.

Las cifras que presentará Florentino Pérez en la próxima asamblea de socios compromisarios serán muy elevadas. El crecimiento con respecto al año anterior salta a la vista. Pero los resultados quedan bastante alejados de lo conseguido por el FC Barcelona.

Josep María Bartomeu y su equipo de directivos y ejecutivos cerraron el curso pasado con el récord de ingresos en la historia del club. Una cifra escandalosa que se queda muy cerca de los 1.000 millones de euros que la entidad pretendía conseguir en 2021.

914 millones gracias a Neymar

Los acuerdos millonarios con Rakuten y Nike fueron decisivos para cerrar el ejercicio con la citada cifra histórica: 914 millones de euros.

El problema del Barça es que los gastos volvieron a ser, otro año más, demasiado elevados debido a la gran inversión en fichajes y en aumentos de salario: 882 millones de euros.

Estamos ante una cantidad desorbitada tanto en entradas como salidas. Pero los ingresos llaman especialmente la atención porque el curso anterior –temporada 2017-18– habían sido de 648 millones. Esos 266 millones de más vienen, especialmente, por la marcha de Neymar al PSG.

Florentino se queda en 750 millones

El Real Madrid, en cambio, se quedó en una cifra considerablemente inferior: 750 millones de euros, a los que habría que sumar las plusvalías por fichajes, tasadas en menos de 100 millones.

Pese a todo, Florentino Pérez y su director general, José Ángel Sánchez, mantienen un aspecto de su gestión por encima de la que realiza Òscar Grau en el Barça: el beneficio neto.

El Madrid dobla al Barça en beneficio neto

Aún con casi 100 millones menos de ingresos el curso pasado, el Madrid se asegura más del doble de beneficio neto que el Barça. Eso es así porque su partida de gastos es algo inferior.

El principal aspecto que lo justifica son los salarios, donde el Barça invierte más que nadie en Europa. Ello explica que el beneficio neto del Madrid sea de 31 millones, mientras que el del Barça se queda en tan solo 13 millones de euros.

 
Hoy destacamos