Palco

Jaume Roures, Tatxo Benet y Javier Tebas / EFE

Jaume Roures, Tatxo Benet y Javier Tebas / EFE

Jaume Roures y Juan Rosell conspiran para destronar a Bartomeu del Barça

Nuevos candidatos reservan dorsal para participar en la carrera electoral de 2021

Víctor Malo @VMalo8

28.01.2019 13:50h Actualizado: 28.01.2019 14:03 h.

3 min

Las altas esferas que rodean al FC Barcelona hace tiempo que están en movimiento. Usurpar el poder al actual presidente del club, Josep Maria Bartomeu, es el gran anhelo de varios empresarios influyentes en Cataluña. No importa que todavía resten dos años y medio para los comicios presidenciales que se celebrarán en 2021.

Los últimos nombres en salir a la luz son Jaume Roures y Juan Rosell. Así lo publica este lunes la afilada pluma de Xavier Salvador en Crónica Global. Dos reconocidos dirigentes que ven en el Barça el instrumento perfecto para consolidar su nombre en el panorama internacional.

Roures, en guerra con Sandro Rosell

En el caso de Roures, es un viejo conocido del entorno barcelonista. El socio accionista de Mediapro fue agente de Johan Cruyff cuando era entrenador del Barça y luego se convirtió en uno de los principales magnates del cine y la gestión de los derechos audiovisuales del fútbol en España.

Roures, que también está muy vinculado a los Guardiola y al Girona FC, tiene cuentas pendientes con la vigente junta directiva. La querella por espionaje interpuesta contra Sandro Rosell es una de las acciones que llevó a cabo después de que el Barça le retirase los derechos de imagen del club.

Las tensiones entre la junta y Roures

Desde tiempos de Joan Laporta, Roures era el encargado de negociar con la Liga en nombre del Barça. Hasta que el directivo Manel Arroyo lideró el traspaso a Movistar. Aquella acción fue un punto de inflexión en la relación de Roures con la junta actual.

El último episodio es más reciente. El empresario proclamó a los cuatro vientos que el Barça había rechazado una oferta suya de 300 millones de euros por el patrocinio del nuevo Camp Nou.

Desde el club quedaron ofendidos con las palabras de Roures por tres motivos: 1) Nunca presentó una oferta formal, sino que fue una insinuación que formuló durante una comida ante algunos directivos. 2) En esa supuesta oferta habló de una cantidad a pagar en 20 años, lo que suponía un pago de solo 15 millones anuales. 3) Su empresa, Mediapro, todavía debe dinero al club.

Tatxo Benet y Jaume Roures, fundadores y máximos accionistas de Mediapro / EFE

Tatxo Benet y Jaume Roures, fundadores y máximos accionistas de Mediapro / EFE

Por todo ello, la relación de Roures –que también debe 3,4 millones al Ayuntamiento de Barcelona– con el Barça es tirante. Y en las altas esferas se tiene constancia de que se mueve para asaltar la presidencia que ahora ostenta Bartomeu.

Tatxo Benet sería el elegido

Sin embargo, se le descarta a él como candidato directo a la presidencia por motivos obvios: fue recientemente acusado de soborno en Estados Unidos y pagó 20 millones de euros asumiendo la culpabilidad.

El que suena es su socio y amigo Tatxo Benet, según Crónica Global. En su defecto, Rourestambién empeñado sin éxito en la compra del Grupo Zeta para controlar las informaciones de El Periódico y el diario Sport– podría dar apoyo a la candidatura de Víctor Font.

Juan Rosell también se mueve

Otro que se ha colado en las últimas quinielas según el citado medio es Juan Rosell. El expresidente de la CEOE también baraja presentar su candidatura al trono presidencial. Tiene nombre en la Barcelona empresarial, pero no tanto entre los culés de camiseta, lo que jugaría en su contra.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, en una imagen de archivo / EFE

El expresidente de CEOE, Juan Rosell, en una imagen de archivo / EFE

Bartomeu de momento respira aliviado. Sabe que el fichaje de Frenkie de Jong, avalado incluso por Víctor Font, es un golpe sobre la mesa que le ayudará a finalizar su mandato con estabilidad. De Jong pero, sobre todo, los goles de Messi. Esa es la verdadera carta ganadora de Barto.

De Jong y Messi, cartas salvadoras

El presidente sabe que por mucho que lo intenten apartar de la presidencia antes de 2021 será muy difícil mientras la pelota siga entrando. Pero a falta de dos años y medio para las elecciones, la realidad es que ya son unos cuantos los que han cogido dorsal para participar en la carrera electoral.

 
Hoy destacamos