Palco

Javier Tebas y Jaume Roures en una imagen de archivo / EFE

Javier Tebas y Jaume Roures en una imagen de archivo / EFE

Jaume Roures también quiere dejar de pagar lo que debe a la Liga

El cierre de los bares y la falta de afluencia en los locales está dejando tocada la empresa catalana

Oriol Quintana @urikingkat

22.01.2021 01:46h

2 min

Después de romper el contrato de la Ligue 1 con el canal Téléfoot en Francia, los problemas de Jaume Roures se trasladan a España. Mediapro tiene los derechos de la Liga para explotar en los bares y locales, negocios que la pandemia ha dejado prácticamente tocados de muerte. La afluencia es prácticamente inexistente y muchos han optado por prescindir del canal.

Según informa este jueves El Confidencial, la empresa catalana se ha visto obligada a pedir a la patronal una renegociación de estos derechos. En 2019 se hicieron con los derechos de las próximas tres temporadas (2019-2020) por 460 millones de euros para reproducir en bares y locales. Empezaron con más de 85.000 locales, pero actualmente muchos se están dando de baja.

Jaume Roures, administrador único de Mediapro / EP

Jaume Roures, administrador único de Mediapro / EP

Y es que los negocios deben abonar unos 250 euros mensuales para conectar el canal de Mediapro (La Liga TV) a sus televisores, una cantidad que si no hay actividad, no pueden asumir. Este contrato lo hacen a través de las operadoras de Orange y Movistar, pues no dan ellos directamente el servicio.

Las informaciones apuntan que más de 28.000 bares habían apostado por el fútbol pirateado ya antes de la pandemia y el número irá en aumento. Si con la situación de normalidad, hay locales a quienes no les salían los números; con los ingresos a la baja, uno de los primeros recortes es en el fútbol.

La Liga escucha y los equipos tiemblan

La Liga, presidida por Javier Tebas, está abierta a escuchar las demandas de Jaume Roures e intentar encontrar una solución. A ambos les une una buena relación de amistad y ya han colaborado en muchas ocasiones como en la lucha contra la piratería. Veremos cómo acuerdan la renegociación de esos 460 millones de euros firmados.

Javier Tebas en una imagen de archivo / EFE

Javier Tebas en una imagen de archivo / EFE

Quienes pueden salir perdiendo son los equipos, que verían como perciben menos de derechos televisivos por parte de la patronal. En un escenario donde los ingresos mayoritariamente previenen de las televisiones, complicaría aún más la situación financiera de algunos clubes. Sobrevuela en Primera y Segunda División el fantasma de la Ligue 1.

Situación crítica en Francia

El grupo Mediapro abandonó sus derechos de retransmisión de la liga francesa al no poder afrontar los pagos. Acordaron emitir un 80% de los derechos de la Ligue de Football Professionnel para las cuatro próximas temporadas (2020-2024). El precio era de 814 millones de euros anuales, una cantidad nunca vista.

En octubre de 2020 se dejaron de pagar 172,3 millones de euros y en diciembre, 152,5 millones. El negocio no salía rentable y antes de terminar el año se acordó que romperían el contrato y los derechos buscarían un nuevo comprador. Jaume Roures no se salió de rositas y tiene que abonar 100 millones de euros de compensación.

Neymar y Mbappe celebrando un gol con el PSG / EFE

Neymar y Mbappe celebrando un gol con el PSG / EFE

En febrero la LFP debería empezar con su nuevo operador, que todavía no se ha hecho oficial. El acuerdo será para las tres próximas temporadas y, dependiendo del precio final --casi con total seguridad inferior al de Mediapro--, pondrán en jaque la supervivencia económica de la patronal francesa y de la mayoría de sus clubes que la integran.

 
Hoy destacamos