Palco

Jordi Cruyff en un acto con el Barça / EFE

Jordi Cruyff en un acto con el Barça / EFE

Jordi Cruyff, en la órbita del Barça (y no es para hacer de Valverde)

El hijo de Johan Cruyff vuelve a sonar con fuerza en el entorno culé

Yago González

16.10.2018 11:15h

2 min

Jordi Cruyff vuelve a sonar con fuerza para el Barça. Josep Maria Bartomeu considera que el club necesita un cambio en la gestión deportiva y las buenas relaciones que mantiene con el exjugador vuelven a poner su nombre sobre la mesa. El presidente descarta su incorporación inmediata. Más que para esta temporada, Bartomeu se plantea fichar a Cruyff de cara a la próxima campaña. Así evitaría desestabilizar al club en pleno ejercicio, cuando tampoco se da una situación de urgencia al respecto.

Ahora bien, según ha podido saber Culemanía, la idea que tendría Bartomeu en mente pasa por ofrecerle a Jordi Cruyff la dirección deportiva del Barça, no el banquillo. De este modo es la figura de Pep Segura, actual director deportivo, y no la de Ernesto Valverde la que correría peligro.

Descontento con la gestión deportiva

La posición Pep Segura está muy debilitada. Principalmente son dos los motivos por los que Bartomeu está disconforme con la gestión del actual director del área deportiva. Pep Segura, además de Robert Fernández, sería el señalado por la falta de profundidad de la plantilla del Barça. Una mala planificación deportiva que se hizo evidente y dolorosa tras la tercera Champions consecutiva lograda por el Real Madrid.

El segundo motivo que despierta el malestar del presidente contra Pep Segura es el descenso del Barça B. Tras varias temporadas logrando buenos resultados en la división de plata, el filial azulgrana descendió a Segunda B la pasada campaña, evidenciando las miserias de la política de fichajes de la cantera. El encuentro que certificó la debacle se disputó en Albacete sin ninguna representación institucional, para mayor muestra del menosprecio hacia las categorías inferiores del club.

Reconcilio entre familias

Josep María Bartomeu está visiblemente molesto con la gestión de Pep Segura al frente del área deportiva del club. De ahí que haya vuelto a sacar a la palestra el nombre de Jordi Cruyff. La buena relación que ambos mantienen gracias a la cordialidad reinante entre el FC Barcelona y la Fundación Johan Cruyff, supera a la teórica división en cuanto a familias barcelonistas (el famoso enfrentamiento entre nuñistas-rosellistas contra laportistas-cruyffistas).

Jordi Cruyff y Josep Maria Bartomeu en la presentación del estadio Johan Cruyff / EFE

Jordi Cruyff y Josep Maria Bartomeu en la presentación del estadio Johan Cruyff / EFE

El Barça respondió con la máxima sensibilidad y decoro ante el fallecimiento de Johan Cruyff. El club bautizará con su nombre el nuevo estadio que será la joya de la Ciudad Deportiva y ha sido cuidadoso con la memoria del holandés en cada acto. La familia Cruyff y su entorno está satisfecha con la actuación de la actual directiva azulgrana.

Mejor en la dirección deportiva que en el banquillo

Ahora bien, Jordi Cruyff le ha hecho saber a Bartomeu que solo fichará por el Barça si tiene total libertad de movimientos para implantar su filosofía en el club y elegir a su equipo de trabajo. El exjugador del Barça y ex director deportivo de AEK Larnaca y Maccabi Tel Aviv quiere tener plenos poderes desde la primera plantilla hasta el fútbol base. Solo así se embarcaría en el proyecto azulgrana.

Jordi Cruyff, quien llegó a jugar con el Barça a mediados de los noventa, también había sonado para el banquillo del club en sustitución de Ernesto Valverde. Su conocimiento de la casa es su gran activo, pero la falta de experiencia como técnico le alejaría de este cometido. Su figura encajaría mejor en la dirección deportiva de la entidad.

 

Hoy destacamos