Palco

Jordi Llauradó, en una imagen de archivo | FCB

Jordi Llauradó, en una imagen de archivo | FCB

Jordi Llauradó hincha el globo: "Ingresaremos 500 millones anuales con el Camp Nou"

El responsable del Espai Barça asegura que el estadio no estaba apto para abrirlo al público

Redacción Culemanía @culemanias

15.12.2021 10:18h

2 min

El futuro del Espai Barça se decide este domingo en referéndum. Los socios del FC Barcelona deberá ratificar o rechazar la propuesta de la junta directiva que preside Joan Laporta para transformar el Camp Nou y construir el nuevo Palau Blaugrana. Jordi Llauradó, responsable del proyecto de la junta directiva, asegura que el club ingresará 500 millones de euros anuales con el nuevo estadio. Dice que actualmente obtiene 300 millones de euros, una cifra que no aparece en las memorias del club. Hasta ahora, el Barça como máximo obtenía 200 millones por la explotación del estadio, incluyendo las cuotas que pagan los abonados.

Hijo de Jaume Llauradó, la voz más crítica contra Josep Lluís Núñez durante muchos años, es seniorpartner de ACI Capital Partners, fundador de MET Constructora y CEO de Civitas Pacensis. En el Barça tiene la misión de liderar, con Elena Fort, el proyecto más ambicioso del club para el siglo XXI. Un proyecto que costará 1.500 millones de euros, que gestionará Goldman Sachs y que deberán retornarse durante 35 años a un interés que oscilará entre el 2% y el 3%.

Los números del Espai Barça

"Nuestro estadio, ahora, en circunstancias normales, genera unos 300 millones anuales. Con el nuevo Estadi tendremos unos ingresos de 500 millones, un 67% más. De esos 200 adicionales, con un tercio, seremos capaces de pagar la amortización y los intereses del dinero que nos dejarán los inversores durante los próximo 35 años", destaca Llauradó en una entrevista concedida al diario Sport.

Recreación virtual del futuro Espai Barça, con el Camp Nou reformado y el nuevo Palau / FCB
Recreación virtual del Espai Barça / FCB

El responsable del Espai Barça, en la misma línea de Laporta, insiste en que el Camp Nou está muy deteriorado. Y que es un peligro para los socios y abonados del Barça. "Me llevé las manos a la cabeza porque expertos externos en ingeniería nos decían que el campo no estaba apto para abrirlo al público. Nos costó mucho encontrar esta información, no fue fácil. Actuamos de forma inmediata para poder garantizar la seguridad de nuestros socios y visitantes", recalca.

El nuevo proyecto

Llauradó explica que la actual directiva nunca ha renegado del anterior proyecto de Nikken Sekkei pero justifica los cambios introducidos:  "Los puntos que más nos sensibilizan, por temas de seguridad, son, primero, la recolocación de 12.500 socios que pasarían de primera gradería a tercera gradería. No es justo. Este espacio tiene que nacer sin perjudicar a nadie. Esa ha sido una línea roja para nosotros. Segundo, la tribuna de tercera gradería, que está en muy malas condiciones, sufre unas patologías muy importantes, se tiene que derribar porque es mejor que repararla y eso nos ayudará a tener mejor accesibilidad. También ganaremos en sostenibilidad, porque hemos aumentado el número de paneles fotovoltaicos en la cubierta del estadio".

Durante la entrevista, Llaurado comenta que ha visitado los campos del Manchester City, del Arsenal, del Tottenham, del Atlético y del Bayern. Lamenta que el Barça "es el único club grande que no tiene un estadio nuevo" y recalca que la previsión de ingresar 200 millones de euros más por temporada es una estimación "muy conservadora".

 

 
Hoy destacamos