Palco

Jordi Majó, en una imagen de la campaña de 2015 | EFE

Jordi Majó, en una imagen de la campaña de 2015 | EFE

Jordi Majó destapa los planes independentistas de Víctor Font con el Barça

El líder de 'Sí al Futur' prescinde en menos de tres horas del excandidato, un fichaje improvisado que hace dudar de la preparación de su proyecto

Víctor Malo | Sergio Cabanelas

11.12.2020 18:47h Actualizado: 12.12.2020 10:39 h.

3 min

La relación de Jordi Majó con la candidatura de Víctor Font, Sí al Futur, ha durado menos de tres horas. A primera hora de la mañana, se anunció el fichaje del excandidato para aportar su experiencia en los ámbitos económico, empresarial e institucional en la junta directiva de Font, con quien tenía en común el querer impulsar el voto electrónico en el día a día del club. Unas horas después, ya estaba fuera. 

Font tardó en dar marcha atrás el tiempo que tuvieron las redes sociales en destapar algunos tuits y expresiones polémicas de Majó que son "incompatibles" con los principios del proyecto. Entre ellas, se pueden observar publicaciones donde Majó ponía en duda a Leo Messi, al que acusaba de "crear problemas gratuitamente". Aunque el alegato de Font no iba por ahí, sino por el supuesto componente antidemocrático del que ha sido miembro de su equipo durante escasamente un mes. 

Jordi Majó en una imagen de la campaña de 2015 / EFE

Jordi Majó en una imagen de la campaña de 2015 / EFE

Majó tiene claro que hay un aspecto concreto que es el que ha provocado su expulsión: sus críticos comentarios hacia el movimiento independentista, y hacia Puigdemont, cuyos encuentros con el entorno de Font son vox populi. Así lo ha asegurado también al dar la cara, en la Cadena Cope: "Han descubierto que yo no soy un independentista radical. Yo soy una persona normal. Tengo una ideología determinada y pienso que se ha hecho mucho daño a Cataluña y he hecho críticas a políticos por actuaciones determinadas. Pero son unas elecciones en el Barça, no políticas. Es curioso que me acusen de antidemocrático ellos que no aceptan al que piensa diferente". 

Por otra parte, también reconoce que Font le llamó directamente antes de comunicar la decisión, pero que no se quedará ahí ni dejará que le tilden de antidemocrático. "Me ha llamado Víctor esta mañana y me ha dicho que habían visto eso. Estoy bien tranquilo, con la cabeza bien alta y sacaré un comunicado. No puedo permitir que se me tilde de antidemocrático. Lo que tengo es que pienso de manera diferente a algunos de ellos, ya imagino qué. No le han hecho un gran favor al Barça”, sentenció el excandidato. 

Fichaje improvisado

Víctor Font aprovecha cada participación pública para destacar la buena preparación y organización de su candidatura Sí al Futur, en la que lleva trabajando durante siete años. De hecho, no duda en atacar a otros precandidatos que demuestran tener proyectos mucho más recientes y embrionarios. 

No obstante, la polémica con Jordi Majó evidencia carencias importantes en su planificación, y decisiones que se toman de forma improvisada. El mismo Font apuntó en el comunicado que aceptaron a Majó de forma repentina, después de que este se ofreciese a formar parte de su directiva. Con esto, quisieron demostrar que no era una apuesta estratégica, pero demostraron tomar decisiones no tan razonadas como muchas veces sostienen. 

Víctor Font en un acto de 'Sí al Futur' / EFE

Víctor Font en un acto de 'Sí al Futur' / EFE

A esto hay que sumar también que Font, todavía propietario del diario Ara, aceptó la propuesta de Majó sin preguntarle por su filiación política ni se investigó su trayectoria en las redes sociales porque él mismo comentó que era poco activo en las mismas. Todas estas carencias han provocado una polémica que deja su candidatura en una situación delicada. 

Conexiones con el independentismo

Víctor Font se ha declarado en diversas ocasiones independentista, pese a que también ha afirmado que el "Barça no debe ser una herramienta política". Algo que solo podrá demostrar con hechos y, de momento, no se corresponden con sus palabras. Especialmente cuando incluso se tienen en cuenta criterios ideológicos para aceptar entrevistas con determinados medios de comunicación y se da largas a otros que no encajan tanto en su línea. Algo que ha desembocado también en la salida de Jordi Majó tras sus críticas al movimiento indepe y a Carles Puigdemont, aspecto que ha tenido un peso importante a la hora de prescindir de él, solo tres horas después de anunciar su fichaje. 

A esto hay que sumar también la reciente incorporación de Joana Barbany, que se encargará del apartado digital tras haber formado parte de una de las consejerías de la Generalitat de Catalunya. Un fichaje que además, deja cada vez más claro que Font estuvo conectado con la querella del grupo barcelonista Dignitat Blaugrana contra la Junta de Josep María Bartomeu por el caso Barçagate.

Font en la presentación de Barbany y Andreu / Culemanía

Font en la presentación de Barbany y Andreu / Culemanía

Barbany trabaja codo con codo en la Generalitat con Ricard Faura, jefe del servicio de inclusión y capacitación digital. Faura es, además, la cara visible de Dignitat Blaugrana y no hay más que revisar su cuenta de Twitter para ver lo mucho que simpatiza con el proyecto de Sí al futur. Dos empleados de la Generalitat, vinculados a JxCat y que, uno de ellos, es amigo íntimo de Jaume Alonso Cuevillas, abogado de Puigdemont en el Procés. Cada vez más pruebas y conexiones que demuestran la intención de Víctor Font de hacer independentismo desde el Barça si consigue acceder el palco presidencial. Así lo ha denunciado Jordi Majó

Hoy destacamos