Palco

Javier Tebas, presidente de la Liga, y Philippe Coutinho, protagonistas del próximo mercado de fichajes / CULEMANIA

Javier Tebas, presidente de la Liga, y Philippe Coutinho, protagonistas del próximo mercado de fichajes / CULEMANIA

La Liga activa la norma del 33% si salen jugadores franquicia

El Barça tendrá más facilidades para inscribir nuevos futbolistas si logra que se vayan los mejor pagados de la plantilla

Víctor Malo @VMalo8

28.04.2022 22:26h Actualizado: 29.04.2022 02:39 h.

3 min

Nuevas medidas de oxígeno para los clubes españoles. La última reunión del consejo de la Liga ha deparado la aprobación de dos normas que facilitarán la vida a los clubes más debilitados por su actual situación económica, según ha podido saber Culemanía.

Los clubes que, como el Barça, están excedidos en el límite salarial que les permite la Liga podrán acogerse a esta nueva normativa que se ha creado para ayudarles a capear el temporal. Igual que sucedió en los mercados de fichajes posteriores a la pandemia. Desde la Liga entienden que las consecuencias del coronavirus no se pueden revertir tan rápido y tratarán de flexibilizar sus estrictas medidas de control durante, al menos, una ventana más de mercado: la del próximo verano. 

Se recupera la norma 1/2

Una de las normas que ya había caducado y se prorroga es la del 1/2 a la hora de inscribir a jugadores. Esta norma está basada en el 1/4 que sigue vigente y significa lo siguiente: por cada salario que se quite de encima el club en cuestión, podrá introducir un nuevo salario por valor del 25% del que se ha eliminado. La norma 1/2 comportaba lo mismo, pero pudiendo suponer la entrada de un salario que supusiera el 50% del que sale, cuando éste era un jugador franquicia, con una ficha proporcionalmente más alta que la del resto. Ahora, aplican un matiz: en lugar de poder inscribir el 50% del salario del jugador franquicia que sale, podrán colocar un sueldo del 33%. Mientras que para el resto de jugadores seguirá siendo de aplicación la norma 1/4, del 25%. 

Lo mismo ocurrirá con los traspasos. En el caso de que el club en cuestión traspase a un futbolista con un sueldo de jugador franquicia, en lugar de poder destinar el 25% de ese traspaso a la inscripción de nuevos salarios, podrá inscribir un salario de hasta el 33% de la venta. 

Un jugador franquicia al que conviene dar salida

En el caso del Barça, un buen ejemplo podría ser el caso de Coutinho. El jugador todavía tiene contrato en vigor, pero si el Barça logra traspasarlo en el mercado de verano, se podrá beneficiar tanto del traspaso como de su salida salarial. En su lugar, podrá inscribir a un jugador que cobre el 33% de lo que cobra Coutinho, que son 19 millones de euros brutos contando el fijo (16M€) y las variables de fácil cumplimiento (3M€). Y, si además obtiene un buen traspaso por él, podrá inscribir a otro jugador que cobre el 33% de lo obtenido por el traspaso. 

Philippe Coutinho y Dembelé, durante un entrenamiento con el Barça, la temporada pasada / EFE

Philippe Coutinho y Dembelé, durante un entrenamiento con el Barça, la temporada pasada / EFE

Hay que tener en cuenta que para generar ese espacio salarial, solamente computan los jugadores que tengan contrato más allá del 30 de junio de 2022. Por tanto, los futbolistas que terminan contrato esta temporada y los nuevos fichajes comportan nuevas inscripciones. En el caso del Barça, no se podrá inscribir a Dembelé, Sergi Roberto, Dani Alves, Luuk, Adama, Kessié, Christensen o el hipotético fichaje de Lewandowski a menos que antes salgan jugadores. O, a menos que el club encuentre una inyección de ingresos extraordinaria que le haga dejar la condición de "excedido", aunque parece complicado. 

Cinco años para diferir las pérdidas Covid

La otra nueva norma que ha aprobado el consejo de la Liga consiste en prorratear las pérdidas generadas por la pandemia a lo largo de cinco años. En el caso del Barça habría que analizar qué porción de las pérdidas son responsabilidad total del club y qué parte son derivadas del coronavirus. Si, por ejemplo, de los 578 millones de pérdidas acumuladas estos dos últimos años (97 millones + 481 millones), se estima que 250 millones han sido a consecuencia de la pandemia, esos 250 millones de pérdidas no se imputarían al año en curso sino que se repartirían entre los cinco años siguientes. 

Pero no se repartirán en porcentajes iguales, sino que será de manera ascendente, de forma que se facilite a los clubes hacer frente a las mismas. El primer año (temporada 22-23) se imputará un 15% de las pérdidas, el segundo año (23-24) un 20%, el tercer año (24-25) otro 20%, el cuarto año (25-26) un 22,5% y el quinto año (26-27) otro 22,5%. De esta forma, el límite salarial no será tan restrictivo. 

 
Hoy destacamos