Palco

Joan Laporta, durante su entrevista en 'Onze' de TV3 / REDES

Joan Laporta, durante su entrevista en 'Onze' de TV3 / REDES

Laporta amenaza a Bartomeu: “Hay situaciones presuntamente delictivas”

El presidente del Barça reitera la voluntad de depurar responsabilidades en su primera entrevista oficial en seis meses

Víctor Malo @VMalo8

07.09.2021 03:10h Actualizado: 07.09.2021 04:06 h.

3 min

Han pasado seis meses desde que ganó las elecciones del 7 de marzo. Hasta la fecha había decidido permanecer en silencio, salvo por las ruedas de prensa –una primera en mayo, las de presentación de fichajes y la de la supuesta Due Diligence que no presentó en agosto–, pero Joan Laporta decidió conceder este lunes su primera entrevista oficial a un medio de comunicación. Eligió un medio amigo, TV3, que sufrió mucho para sacar exclusivas en la etapa final de Bartomeu y desde que ganó Laporta maneja mucha información de primera mano.

Ante el nuevo presentador de Onze, Xavi Valls, Laporta tomó un posado muy relajado y afrontó con naturalidad todas las preguntas. Empezando por Messi, donde esta vez se olvidó de Bartomeu para dirigir todas las culpas a Tebas: “Nos presionó con CVC, pero suponía hipotecar el 10% de los derechos televisivos del club durante medio siglo (…). Había un preacuerdo. De hecho, nos habíamos dado las manos. Había una opción de dos temporadas que se pagaban en cinco años, pero no lo aceptó la Liga. Después lo recondujimos todo a un contrato de cinco años que la Liga sí que veía bien hasta que al final, el 5 de agosto, nos dijeron que teníamos que firmar el acuerdo con CVC. Entonces no pudo ser. No hubo margen”.

Laporta fue preguntado por muchos nombres propios –Koeman, Luuk de Jong, Memphis, Neymar, Griezmann, Ansu Fati, Collado, Xavi Hernández, etc.– a los que se refirió con respeto y amabilidad. Solamente volvió a subir un poco el tono cuando le preguntaron por la junta de Bartomeu. “Hay de todo un poco. Hay errores, hay irregularidades, hay situaciones que son presuntamente delictivas, hay presuntas corruptelas… De hecho, algunas ya se están dirimiendo en los tribunales y nosotros estamos efectuando investigaciones internas para evaluar si se deben depurar responsabilidades. Nosotros estamos por la labor de depurar todas las responsabilidades que se deriven y actuar con máxima transparencia”.

El presidente del Barça está decidido a prolongar la guerra de ismos que, en el pasado, le llevó a él y su junta directiva ante los tribunales por la acción social de responsabilidad. Todo apunta a que ahora se invertirán las tornas. Bartomeu, que ya pasó una noche en el calabozo por el Barçagate, se enfrenta a dos causas penales por administración desleal y corrupción entre particulares. Más allá de cómo se resuelva este controvertido asunto, Laporta parece cada vez más decidido a encargar una nueva acción de responsabilidad contra la anterior directiva, a la que pretende imputar unas pérdidas de 481 millones de euros.

Acción de responsabilidad y 'Barçagate' 

Si finalmente lleva la acción de responsabilidad a votación ante la asamblea de socios compromisarios prevista para noviembre, el club tendrá que ir a los tribunales contra la junta de Bartomeu. Una cosa que Laporta siempre negó querer llevar a cabo por "evitar hacer pasar ese mal trago a otras familias" pero que contempla desde que recuperó el poder. En caso de llevarlo a cabo, deberá demostrar que las pérdidas de 481 millones son imputables a Bartomeu a pesar de que son los números que cerró el propio Laporta, imputando 138 millones por deterioro de futbolistas y 90 millones por provisiones judiciales de litigios que, en parte, ya han sido resueltos sin incidencias. 

Esta acción sería paralela al Barçagate, que todavía se juzga en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona baja la batuta de la jueza Alejandra Gil. Ni las supuestas críticas vertidas sobre determinados futbolistas, entrenadores, y personajes del entorno barcelonista, ni los fraccionamientos de determinados contratos parecen objeto directo de este litigio a la hora de pedir responsabilidades penales. En cambio, la justicia deberá determinar si existe fraude en el pago de un posible sobreprecio por los trabajos encargados a I3Ventures y si alguien metió mano en la caja, como insinuó casi ingenuamente el exidrectivo Emili Rousaud. Dos aspectos que sí que podrían tener consecuencias penales, pero que las partes acusadas niegan de manera rotunda y contundente. 

 
Hoy destacamos