Palco

Joan Laporta, en una rueda de prensa en el Camp Nou / FCB

Joan Laporta, en una rueda de prensa en el Camp Nou / FCB

Laporta: "El Barça no vendió entradas a aficionados alemanes"

El presidente azulgrana asegura que el club solo venderá "entradas nominales" en los próximos partidos europeos

Lluís Regàs @LluisRegas

19.04.2022 12:46h Actualizado: 19.04.2022 12:56 h.

3 min

El presidente del Barça, Joan Laporta, ha asegurado que el club no vendió entradas a aficionados alemanes en el Barça-Eintracht de la Europa League y se ha comprometido a vender "solo entradas nominales" en los próximos partidos continentales.

Laporta ha estado acompañado de Juli Guiu, vicepresidente de marketing, y Lluís Venteo, jefe de seguridad del club. En primera fila de la sala de prensa también estuvieron muchos directivos, encabezados por el vicepresidente deportivo, Rafa Yuste; el vicepresidente económico, Eduard Romeu; y la vicepresidenta institucional, Elena Fort; y Enric Masip, asesor de presidencia.

"Quiero agradecer a todos los socios que asistieron al partido contra el Eintracht en Semana Santa", ha dicho Laporta en el inicio de su rueda de prensa. "Quiero pedir disculpas a los socios que sufrieron una situación no deseada, que se sintieron incomodados por una presencia masiva de aficionados alemanes", ha añadido Laporta.

Las cifras 

Guiu ha explicado que el Barça vendió 34.435 entradas --5.000 al Eintracht-- y otras 1.290 entradas VIP. "También hubo 2.425 invitaciones y 37.746 abonados del club acudieron al Camp Nou. El club rechazó más de 27.000 entradas y los socios no abonados pudieron comprar entradas a partir de los 22 euros. Los tour operadores vendieron más de 3.600 entradas y el club ha anunciado que rescindirá el contrato con uno de ellos que hizo una mala praxis", ha explicado.

Laporta ha recalcado en su discurso que el Barça rechazó más de 27.000 compras "más de una vez". "El sistema de control funcionó pero luego la venta se desbordó por grupos organizados en la reventa de entradas", ha insistido el máximo dirigente del club azulgrana. 

Los aficionados del Eintracht celebran la clasificación de su equipo en el Camp Nou / EFE

Los aficionados del Eintracht celebran la clasificación de su equipo en el Camp Nou / EFE

Mal uso de algunos asientos

El presidente del Barça ha asegurado que algunos abonados hicieron un mal uso de sus asientos "que fueron a parar a aficionados alemanes". "Es triste porque los que queremos al Barça nos cuesta imaginar que un aficionado permita que su entrada vaya a parar a manos de hinchas del equipo rival. Esto sucedio", ha agregado Laporta.

"Este sistema de venta de entradas lo hemos heredado de la anterior junta directiva y nosotros nos hemos centrado en la recuperación económica del club", ha explicado Laporta, quien también ha comentado que "seguridad privada del club quedó desbordada". 

Partido de alto riesgo

"El partido fue declarado de alto riesgo y contó con un dispositivo especial. Abrimos antes de tiempo para facilitar la entrada, pero la situación no era la esperada porque las puertas estaban llenas de aficionados alemanes, que entran muy pronto al estadio", ha comentado Venteo. "Los aficionados del Barça entraron después y eso provocó fricciones, y tuvimos que redistribuir el sistema de seguridad", ha agregado el máximo responsable de seguridad del club.

Laporta, tras la exposición de Venteo, ha asegurado que el club "no es culpable, pero sí responsable" de los incidentes que se registraron y ha añadido que el Barça tomará medidas drásticas. "Las entradas, a partir de ahora, serán nominativas", ha garantizado el presidente azulgrana. Este sistema, por ejemplo, se utilizará en la final de la Champions femenina y también lo desarrolla Osasuna.

El compromiso de Laporta

El máximo dirigente también ha garantizado que "las entradas del Seient Lliure solo se podrán vender a socios no abonados". "Explicamos todo esto en un acto de transparencia, pero no es suficiente. Esto no tiene que volver a pasar, pero insisto que el club solo ha vendido las 5.000 entradas obligatorias a aficionados alemanes y un porcentaje de las entradas VIP a seguidores del Eintracht. Y por culpa de un error informático 238 entradas se vendieron a aficionados germanos", ha comentado Laporta.

 
Hoy destacamos