Palco

Laporta, presidente del Barça, durante la Asamblea de socios compromisarios del pasado junio / FC Barcelona

Laporta, presidente del Barça, durante la Asamblea de socios compromisarios del pasado junio / FC Barcelona

Laporta se la juega en la asamblea de socios compromisarios

El presidente del Barça pedirá que se valide su propuesta para el Espai Barça y la reforma de los estatutos

Lluís Regàs @LluisRegas

14.10.2021 00:45h

3 min

Joan Laporta necesitará todo su poder de seducción en la asamblea de socios compromisarios del domingo. El presidente del Barça recalcará que la situación económica del club es muy delicada y pedirá que se aprueba la petición de un crédito de 1.500 millones de euros para financiar el nuevo Espai Barça. El máximo dirigente también pedirá una modificación de los estatutos para evitar que la junta directiva tenga que avalar por las pérdidas de dos ejercicios consecutivos.

El futuro del Barça empezará a definirse el domingo, cinco horas y media antes del partido contra el Valencia. Un empate o una derrota dejarían al equipo de Koeman muy tocado en la Liga, pero a Laporta le preocupa tanto o más la precaria salud económica de la entidad.

La deuda del club

Laporta presentará unos números desoladores. La actual junta directiva ha cifrado en 1.350 millones de euros la deuda del club tras devaluar a algunos futbolista (160 millones de euros) y provisionar 90 millones de euros en litigios judiciales. El presidente del Barça responsabilizará a Josep Maria Bartomeu, su antecesor, como el gran responsable de las tensiones económicas que padece la institución.

Josep Maria Bartomeu, que acometió varios fichajes fallidos durante su presidencia, en una imagen de archivo / EFE
Josep Maria Bartomeu, ex presidente del Barça / EFE

En su intervención, el presidente del Barça pedirá calma para enderezar las cuentas del club en los próximos cinco años. Y recalcará que el nuevo Espai Barça es fundamental para la viabilidad económica del club en las próximas décadas y para volver a la élite del fútbol europeo.

El Espai Barça

Laporta, de momento, se ha limitado a constatar que el nuevo Espai Barça costará, como máximo, 1.500 millones de euros. La reforma del Camp Nou está cifrada en unos 900 millones de euros y el nuevo Palau Blaugrana, con capacidad para 15.000 espectadores, tendrá un coste aproximado de 300-400 millones de euros, según avanzó Ferran Reverter, el CEO del club.

El grupo Goldman Sachs, que ya ha avanzado 595 millones de euros al club, financiará el nuevo Espai Barça. Hasta ahora, Laporta no ha dado muchos detalles de la operación ni de la transformación que sufrirá el Camp Nou. En una entrevista en RAC1, apuntó la posibilidad de derribar la tercera grada y construir una totalmente nueva que sería simétrica.

El Espai Barça, simulado en una Barcelona nocturna / FCB
Simulación virtual del futuro Espai Barça / FCB

Reforma de los estatutos

El presidente del Barça también pedirá una reforma de los estatutos. En concreto, de siete puntos, que deberán votarse conjuntamente. Los más importantes hacen referencia a la ampliación de la junta directiva de los 21 miembros actuales a un máximo de 25, a la reducción de los mandatos a un máximo de cinco años y, sobre todo, a la supresión del artículo 67 hasta tener un patrimonio neto positivo. El objetivo, evitar que los problemas con los avales que tuvo la actual junta directiva cuando fue elegida por los socios se repitan.

Los otros cuatro puntos que se someterán a votación de los socios compromisarios son la promoción de valores democráticos, la posibilidad de hacer nuevos socios telemáticamente, la supresión de la confederación de peñas y la aplicación del código ético a todos los trabajadores del club.

Ronald Koeman

La posible venta del Barça Corporate, el acuerdo de la Liga (LFP) con CVC, que hubiera supuesto un ingreso extra de 270 millones de euros si los hubiera aceptado el club, y el posicionamiento del Barça con la fallida Superliga serán otros puntos que tendrán cabida en la asamblea de socios compromisarios.

Ronald Koeman, cabizbajo, durante el empate de Barça y Granada / EFE
Koeman, cabizbajo, durante el partido entre el Barça y el Getafe / EFE

El domingo, los socios del Barça también podrían mostrarse muy críticos con Ronald Koeman, a quien Laporta ratificó en el cargo el viernes 1 de octubre. El presidente recordará el pasado del técnico neerlandés en el club y las múltiples lesiones que ha sufrido el equipo en el arranque de esta temporada.

La renovación de Pedri

Laporta y su junta directiva también tendrán que dar explicaciones por las salidas de Griezmann y Messi, de quien el actual presidente dijo que renovaría su contrato con el Barça durante la campaña electoral y en los primeros meses de su mandato.

La noticia positiva podría ser la renovación de Pedri González hasta 2026. Las negociaciones para prorrogar el contrato del centrocampista canario están muy avanzadas y el acuerdo podría cerrarse en las próximas horas. Laporta también espera sellar las renovaciones de Gavi y Ansu Fati, aunque persisten las diferencias económicas entre el club y el representante del delantero.

La versión de Bartomeu

El Barça vive días de incertidumbre y tensión entre la actual y la anterior junta directiva. Los números que presentará Laporta no cuadran con los de Bartomeu, quien atribuye los actuales problemas de tesorería al coronavirus. Deportivamente, el Barça busca nuevos estímulos para volver a ser un equipo potente. Y es que no hace tanto, en 2019, el club presumía de haber ganado 8 de las últimas Ligas posibles. Desde entonces, las alegrías han sido mínimas y los problemas se han multiplicado.

 
Hoy destacamos