Palco

Joan Laporta y Mateu Alemany / EFE

Joan Laporta y Mateu Alemany / EFE

Laporta y Mateu Alemany activan decisiones drásticas en el Barça

El FC Barcelona pasa por la peor etapa económica de su historia y la directiva hará lo que haga falta

Carlos Vázquez

08.07.2021 00:31h

4 min

El FC Barcelona tiene un problema muy grande. Las cuentas del club, se mire por donde se mire, no salen: el club no llega a los gastos con los ingresos, algo que no es viable en ninguna empresa. Es por ello que la junta de Joan Laporta, con el presidente y Mateu Alemany al frente en el apartado deportivo, han empezado a tomar líneas de actuación drásticas que sirvan para aliviar la situación del club.

Joan Laporta, en su primera junta directiva como presidente del Barça | FCB

Joan Laporta, en su primera junta directiva como presidente del Barça | FCB

La cuestión del límite salarial

La Liga marca un tope porcentual a la cantidad que cada club puede gastar en los salarios de los jugadores. Esta cifra, particular en cada club, puede flexiblizarse en determinadas circunstancias, y eso es algo que la Liga podría hacer. Sin embargo, de momento la situación viene definida por la herencia de la junta de Bartomeu. La gestión de la anterior directiva dejó en un 110% la cantidad que la masa salarial suponía respecto a los ingresos, algo que ahora debería bajar hasta el 70%.

Para lograrlo el Barça debería ingresar más, algo altamente improbable en la actual situación económica, ya que se prevén pérdidas para la siguiente temporada y suposiciones de la anterior junta como la venta del Barça Corporate o la reapertura de los estadios no se han terminado dando.

Bartomeu, en una imagen de archivo | EFE

Bartomeu, en una imagen de archivo | EFE

La otra opción es gastar menos en salarios. Si antes se destinaban 670 millones en la plantilla, ahora esa cifra tiene que ser cortada por la mitad. Las salidas que se han dado hasta ahora no son suficientes, y hacen falta medidas drásticas que Laporta y los suyos estarían dispuestos a tomar.

Vías antes impensables

El club catalán se ve empujado a tomar decisiones que en otra época serían totalmente impensables. Una de ellas son las cartas de libertad. El club ya ejecutó esta opción la semana pasada al rescindir el contrato de Matheus Fernandes, centrocampista del primer equipo fichado por Bartomeu que no llegó a ser presentado y cuya ficha incordiaba al Barça.

Umtiti y Matheus Fernandes, en un montaje / Culemanía

Umtiti y Matheus Fernandes, en un montaje / Culemanía

Los siguientes en la lista son Samuel Umtiti y Miralem Pjanic. La junta de Laporta les habría ofrecido la carta de libertad a cambio de renunciar a sus salarios pendientes, pero tanto el francés como el bosnio son conscientes de que la cifra que hay en sus contratos no será igualada por ningún equipo, y por eso prefieren explorar otras vías. Umtiti estaría empecinado en convencer a Koeman, mientras que Pjanic vería con buenos ojos un cambio de aires. El bosnio, en estos momentos, tiene el cuarto sueldo más elevado de toda la plantilla.

El uso de esta vía muestra la urgencia que el club catalán tiene en aliviar la masa salarial: prefiere quitar carga a los salarios de inmediato y renunciar a los ingresos de una cesión o un traspaso, que no negociar con otros clubes.

Las bajadas de sueldos

La otra vía son rebajas de sueldo que en otra era serían inimaginables, y para las que el club va a tener que luchar y mucho. La cifra que el club maneja actualmente es el 50%, que es más o menos el porcentaje en el que el club tendría que reducir la cantidad total que comporta la masa salarial.

El club ve como pieza clave la renovación de Messi, con incluida rebaja. De momento, las informaciones apuntan a que la reducción en el contrato del argentino sería considerable. Si Messi renovara disminuyendo su contrato significativamente, se entiende que el resto de la plantilla seguiría el ejemplo.

Leo Messi celebrando un gol con Argentina frente Ecuador / EFE

Leo Messi celebrando un gol con Argentina frente Ecuador / EFE

Ayer 6 de julio en Culemanía contábamos como otro capitán del equipo, Sergio Busquets, tendría en la mesa otra oferta para reducir su salario. El ejemplo que den los capitanes será importante a la hora de convencer a otros jugadores.

En este sentido, hay tres nombres propios que preocupan al club y cuya reducción (o desaparición) de salario es prioritaria: Antoine Griezmann, Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé. Estos tres jugadores tienen el segundo, tercero y sexto sueldo más elevados de toda la plantilla. El club escuchará ofertas interesantes por Griezmann, mientras que a Coutinho se le intentará colocar en algún equipo lo antes posible, ya que de jugar más partidos el club tendría que pagar más variables al Liverpool.

El caso de Ousmane Dembélé es el que parece tener una salida más clara. Lesionado de gravedad en la Eurocopa, es improbable que cualquier equipo le fiche ahora, y es por eso que Laporta le puso en la mesa una oferta de cuatro años con un salario claramente a la baja. De no renovar, el jugador saldría gratis el año que viene.

Dembelé pasará de nuevo por el quirófano y estará al menos cuatro meses de baja  / EFE

Dembelé pasará de nuevo por el quirófano y estará al menos cuatro meses de baja  / EFE

De momento, el Barça sigue trabajando para añadir más salidas a la lista de ocho movimientos que el club ya ha realizado, pues en esta situación no podría inscribir a Èric García, Emerson Royal, Sergio Agüero o Memphis Depay. Ya no hablemos de fichar a Messi.

Las medidas no solo afectan a los futbolistas

En un apartado más alejado de los terrenos de juego y más centrado en los despachos, el pasado 30 de junio contábamos en Culemanía como Ferran Reverter, nuevo CEO del club, estaría analizando con lupa todos los contratos de trabajadores superiores a los 30.000 euros anuales, con especial atención a aquellos que superan las seis cifras.

Dentro de esta exhaustiva inspección interna, la postura de Reverter (y por ende, del club) es que cualquier trabajador que no pueda justificar su carga laboral o el horario de trabajo actuales será despedido o se le aplicará una reducción de salario.

Ferran Reverter, nuevo CEO del FC Barcelona / Twitter Barça

Ferran Reverter, nuevo CEO del FC Barcelona / Twitter Barça

Joan Laporta sigue modelando el club del que será presidente hasta 2026. Esta semana os contábamos todos los cambios que se han producido en la estructura ejecutiva del club, así como todos los despidos de cargos importantes que Laporta y su junta han realizado desde su entrada en el club.

 
Hoy destacamos