Palco

Joan Laporta une a Valero Rivera y Enric Masip / EFE

Joan Laporta une a Valero Rivera y Enric Masip / EFE

Laporta une a Masip y Valero Rivera

El nuevo presidente del Barça reconcilia a dos mitos del equipo de balonmano

Pau Beya Acero @pbeya96

09.03.2021 00:17h

2 min

La celebración de las elecciones a la presidencia del FC Barcelona dejó multitud de fotografías para recordar. Sin duda alguna, el hecho de que Messi acudiera a votar acompañado de su hijo Thiago y el abrazo entre Joan Laporta, Víctor Font Toni Freixa fueron los dos grandes momentos de la jornada.

Pero hubo más. Poco después de que empezara el día, el futuro presidente del club azulgrana se fotografió junto con Enric Masip Valero Rivera, dos leyendas del equipo de balonmano del Barça que le dieron apoyo. Con el primero como capitán y el segundo como entrenador, el conjunto catalán ganó seis Copas de Europa y más de 50 títulos durante la década de los noventa.

Mala relación

El tándem que formaban Valero Rivera y Enric Masip dio muchas alegrías al barcelonismo. Profesionalmente siempre funcionaron, pero a nivel personal su relación se resintió con el paso de los años. En la primera época gloriosa del Dream Team, tenían mucha confianza y guardaban una gran amistad.

Joan Laporta y Enric Masip delante la pancarta en el Santiago Bernabéu / 'Estimem el Barça'

Joan Laporta y Enric Masip delante la pancarta en el Santiago Bernabéu / 'Estimem el Barça'

Tal y como recuerda el periodista Lluís Regàs, en el vestuario de ese Barça de balonmano había dos bandos. Uno lo lideraban Enric Masip Mateo Garralda, y el otro David Barrufet Iñaki Urdangarín. Había jugadores, eso sí, que mantenían la distancia con los dos grupos que se habían formado.

Valero en principio era más afín a Masip, pero hubo un momento en que eso cambió y pasó a estar más cerca de Barrufet Urdangarín. El capitán empezó a ser muy crítico con el entrenador y dejó de haber buena sintonía. Ambos tenían mucho ego y carácter y la salida de Mateo Garralda en 1999 acabó de deteriorar la relación.

Episodio con Laporta

El episodio de tensión más conocido entre Enric Masip Valero Rivera tuvo precisamente a Joan Laporta como actor secundario. El abogado, en su primera etapa como presidente, nombró a Valero director general de las secciones profesionales del FC Barcelona en 2004, pocos meses después de dejar el banquillo del conjunto de balonmano.

Valero Rivera con la selección española / EFE

Valero Rivera con la selección española / EFE

Paralelamente, Laporta ofreció a Masip, que también se acababa de retirar, el cargo de secretario técnico del balonmano. El exjugador declinó la oferta y evitó quedar a las órdenes de RiveraEnric, eso sí, siguió ligado al FC Barcelona a través de la Fundació y, en 2006, cogió las riendas de la secretaría técnica del equipo azulgrana.

Peor desenlace tuvo la historia de Valero Rivera. Sus desavenencias con Svetislav Pesic, que provocaron la salida del entrenador del conjunto de baloncesto, provocaron su dimisión en octubre de 2004, seis meses después de haber llegado al cargo. Laporta y Valero retomaron la buena relación con el paso de los años. Y visto lo visto, Valero Masip también. El tiempo lo cura todo.​

 
Hoy destacamos