Palco

Joan Laporta y Agustí Benedito comparten espacio durante un debate celebrado en las elecciones a la presidencia del Barça de 2015 / ARCHIVO

Joan Laporta y Agustí Benedito comparten espacio durante un debate celebrado en las elecciones a la presidencia del Barça de 2015 / ARCHIVO

Laporta y Benedito se alían para hacer leña del árbol caído

Los dos oportunistas candidatos a la presidencia en las últimas elecciones agitan al barcelonismo

Víctor Malo @VMalo8

08.05.2019 20:55h

3 min

Joan Laporta ha vuelto al foco mediático. Y lo ha hecho como mejor sabe, de manera oportunista y un tanto extravagante. 

El que fuera presidente del FC Barcelona entre 2003 y 2010 se muere de ganas por recuperar la poltrona presidencial. Eso es, al menos, lo que se deduce del provocativo mensaje que publicó este miércoles en su cuenta de Twitter. 

Primeramente, Laporta publicó un escueto párrafo durante la mañana mostrando su descontento con lo que ocurrió en Anfield. Mosqueado, como la mayoría de barcelonistas, el expresidente no dudó en expresar su malestar. 

"Decepcionado y enfadado como todos los culés. Constatar una vez más que esta directiva ha abandonado la filosofóa que hizo del Barça una referencia mundial y espero que los socios no se dejen enredar más", lanzó en un primer recado con una buena carga de indignación y crítica hacia la junta directiva de Josep Maria Bartomeu

Sin embargo, no quedó ahí la cosa. Ocho horas después de ese primer mensaje, Laporta volvió a la carga con una declaración de intenciones todavía más provocativa. Ni corto ni perezoso, el expresidente del Barça aprovechó el mal momento del barcelonismo para, de forma aparentemente oportunista, postularse nuevamente a la presidencia del club. Lo que fue una sorpresa para la mayoría. 

Lo hizo con un texto que ha generado cierto desconcierto en el Barça: "Por cierto, ¿la directiva no quería convocar elecciones este verano? ¡Pues, que lo haga!". "Estoy dispuesto a presentarme y quien quiera recuperar el modelo de club para volver a lograr la gloria para hacer historia, si lo quiere, me podrá votar. ¡Viva el Barça!", zanjó. 

Este segundo mensaje en seguida superó la repercusión de su texto mañanero ya que, de la nada, Laporta aseguraba que se quiere presentar a las elecciones siempre y cuando se convoquen para este verano.

Y no solo eso, sino que el también presidenciable en el pasado Agustí Benedito, le cogió el guante y apoyó su moción con un "¡Viva siempre!". Una situación que hace pensar que Benedito podría pensar en ir de la mano con Joan Laporta a unas hipotéticas y tempraneras elecciones. 

Sin embargo, es dable recordar que según los estatutos las elecciones no tiene por qué celebrarse hasta verano de 2021, cuando acaba el actual mandato de la actual junta. Bartomeu ganó los comicios en 2015 y los mandatos están establecidos para durar un máximo de seis años. 

Entonces, ¿a qué se refiere Laporta cuando dice que la junta quería convocar elecciones este verano? Pues se refería a un mensaje que lanzó el propio Benedito en una entrevista para el diario Sport pero que, según se desprende del texto, era puramente opinativo. 

Desde el club informan a Culemanía que nunca se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de anticipar elecciones, por mucho que Benedito piense que los mandatos deberían ser de cuatro años y no de seis. Aunque es cierto que históricamente el tiempo de gobierno era inferior, Sandro Rosell modificó los estatutos y así se mantienen. 

Benedito tenía la teoría de que si el Barça ganaba el triplete, la directiva anticiparía las elecciones con cualquier pretexto para poder volver a ganar por goleada, como ocurrió en 2015 con el triplete de Luis Enrique. En ese supuesto, los herederos de Bartomeu podrían asegurar el gobierno del club por otros seis años más, como mínimo. 

 

Hoy destacamos