Palco

Rubiales y Tebas en un acto público / Twitter

Rubiales y Tebas en un acto público / Twitter

La Liga solicita a la Federación jugar el clásico en el Santiago Bernabéu

Los problemas logísticos y el conflicto catalán se trasladan al deporte nacional y ahora Rubiales deberá que valorar la petición

Claudia Granja @c_granjafranch

16.10.2019 13:16h

2 min

Mucha preocupación en el deporte catalán, la Liga, la Federación Española, así como en el FC Barcelona y el Real Madrid vistos los acontecimientos ocurridos este lunes y este martes en la capital catalana. Una situación límite que ha puesto en el ojo del huracán el próximo partido del Barça en el Camp Nou que, casualmente y tras conocerse la sentencia, es ante el eterno rival el Real Madrid.

La tensión política y social que se vive en la Ciudad Condal estos días tras conocerse la sentencia del procés, ha llevado a LaLiga a solicitar al Comité de Competición de la Federación Española que el clásico Barcelona-Real Madrid, se dispute en el Santiago Bernabéu, cambiando así el orden de los enfrentamientos donde los azulgranas recibirán, al menos de momento, en feudo azulgrana a los hombres de Zinedine Zidane.

El motivo es el temor a incidentes alrededor del encuentro debido a la situación política en Barcelona tras la sentencia del procés. Una decisión que está en manos de la Real Federación Española de Fútbol, presidida por Luis Rubiales, que deberá decidir si acepta el cambio. Una permuta que, aseguran, garantizaría la seguridad antes, durante y después del choque. 

Por prevención

Un partido de por sí de alta tensión en el que se extreman las precauciones y la presencia policial y que, de no cambiar el emplazamiento, será el preludio a una de las manifestaciones que distintas organizaciones catalanas preparan para el sábado 26 de octubre. Una casualidad preocupante. Ante el eterno rival y una institución que muchos aficionados culés consideran afín y muy cercana a los ideales completamente opuestos que defiende gran parte del barcelonismo.

El partido no está en riesgo, al menos de momento, pero a nadie se le escapa la gravedad de los hechos acontecidos, especialmente este martes noche en Paseo de Gracia, y el foco deportivo mundial que significa un clásico, el partido de los partidos. De momento, el Barça mantiene sus preparativos. Desplegará su habitual mural para recibir al Real Madrid en un lleno habitual, pero todo apunta a que el feudo azulgrana volverá a ser uno de los focos de reinvidicación pública del catalanismo independentista. Como ya ocurre en los partidos de Champions League, el Camp Nou será el altavoz para el independentismo en un encuentro que visualirzarán millones de personas en todo el mundo.

 

 

Hoy destacamos