Palco

Javier Tebas en una imagen promocional de la Liga / Twitter

Javier Tebas en una imagen promocional de la Liga / Twitter

Límites salariales de la Liga: el cuestionable criterio de Tebas

El control de económico del organismo presidido por Tebas genera un dolor de cabeza a los clubes

Oriol Quintana @urikingkat

06.09.2019 02:13h

2 min

El límite salarial está en boca de todos los clubes de Primera y Segunda División. La Liga, organismo presidido por Javier Tebas, busca un fútbol más justo y con el principal objetivo que los clubes no se endeuden y entren en quiebra. Hasta aquí todo correcto pero, ¿cómo se determina este límite?

Además de una vigilancia exhaustiva de las cuentas de los clubes, determinan -en modo de recomendación- cuánto dinero pueden gastar como máximo por equipo en su parcela deportiva. Hay muchos factores que entran en juego para calcularlo como los ingresos de traspasos, los títulos ganados, los patrocinios o los ingresos televisivos.

Javier Tebas en un acto de la LIga / EFE

Javier Tebas en un acto de la LIga / EFE

De ahí sale un límite salarial, una recomendación que la mayoría de los clubes intentan cumplir. Lógicamente, no hace falta que inviertan lo que marca la Liga como máximo, pero sí que deben respetar el tope. También recomiendan que los salarios no traspasen el 70% del presupuesto, algo que el Barça no cumple.

Michu cuestiona el límite salarial

Miguel Pérez Cuesta, conocido futbolísticamente como Michu, es actualmente secretario técnico del Oviedo, equipo de Segunda División. Este miércoles salió en rueda de prensa y desveló de forma crítica cómo funciona el límite salarial que recomienda el organismo de Javier Tebas.

“Hay un poco de desconocimiento. Intentas firmar a un jugador que rescinde con un Primera. Imaginemos que el jugador ganaba 2 millones de euros y tú llegas a un acuerdo con el jugador para pagarle 200 mil euros. La Liga te dice que no se lo cree y te computa un millón, necesitas el 50% de su anterior contrato, dinero que no tenemos”, explicó el exjugador.

Para ejemplificarlo puso en conocimiento el caso de Álvaro Medrán, jugador del Valencia. “Es difícil que un equipo como nosotros firma a jugadores de Primera con contratos altos porque, aunque negocies un sueldo de Segunda, la Liga no se le cree”, sentenciaba Michu.

Dificultades para los clubes pequeños

En este caso, y como le pasa al Oviedo, los clubes que salen más perjudicados son aquellos que no gozan de un límite salarial amplio y que les es prácticamente imposible firmar a un jugador  -aunque éste se rebaje el sueldo- que tuviera una ficha importante económicamente en su anterior club.

 
Hoy destacamos