Palco

Joan Laporta y Javier Tebas, presidentes del FC Barcelona y de la Liga / CULEMANIA

Joan Laporta y Javier Tebas, presidentes del FC Barcelona y de la Liga / CULEMANIA

Mateu Alemany acerca las relaciones entre Laporta y Tebas

El Barça confía que la salida de Reverter suavice las actuales tensiones entre el club y la Liga

Lluís Regàs | Víctor Malo

10.02.2022 01:26h Actualizado: 10.02.2022 04:25 h.

3 min

Mateu Alemany (Andrach, 1963), director de fútbol del FC Barcelona, gana poder tras la renuncia de Ferran Reverter, director general del club que preside Joan Laporta. Presidente del Mallorca en dos etapas y director general del Valencia entre 2017 y 2019, Alemany podría asumir las funciones del antiguo jefe de Mediamarkt y será una figura clave para mejorar las relaciones entre el máximo dirigente del Barça y Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional.

El actual director de fútbol del Barça tiene muy buena sintonía con Tebas, con quien reiteradamente ha estado en contacto durante los últimos meses. Alemany, de hecho, era el nexo entre la patronal de los clubes y la cúpula barcelonista. El presidente de la Liga, en cambio, nunca tuvo afinidad con Reverter, con una mentalidad mucho más empresarial y cartesiana. Ambos chocaron frontalmente durante las negociaciones con CVC.

Nueva etapa de distensión

En las oficinas de la Liga conocen a Reverter como El Marciano y celebran su renuncia. En Madrid, asimismo, aseguran que las relaciones entre Tebas y Laporta son bastante mejores que entre el presidente de la Liga y Florentino Pérez, máximo exponente del Real Madrid y principal impulsor de la Superliga desde la dimisión de Bartomeu

Joan Laporta, Mateu Alemany y Rafa Yuste, a quienes les espera un día de locos, conversan en el Camp Nou / FCB
Laporta, Alemany y Yuste, en el Camp Nou / FCB

Laporta, según personas próximas al presidente del Barça, quiere mejorar la relación del club con los máximos organismos del fútbol español. Con Tebas puede abrirse una nueva etapa de distensión, o una era menos tensa, necesitado como está el Barça de nuevos ingresos económicos. En las oficinas del Camp Nou, por otra parte, desdramatizan las consecuencias de la renuncia de Reveter y recuerdan que los expresidentes Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu también tuvieron problemas con Antonio Rossich y Nacho Mestre, máximos ejecutivos del club.

Reverter y Florentino Pérez

En el Barça, por ejemplo, explican que Reverter respetaba y admiraba a Florentino Pérez por su mentalidad fría y empresarial. Laporta, en cambio, podría ser más partidiaro de marcar diferencias con el máximo responsable del Real Madrid, circunstancia que también favorecería un acercamiento a Tebas. Algo que, por otra parte, no ha hecho desde la famosa pancarta que le llevó en volandas a ganar las pasadas elecciones. 

Las relaciones entre el Barça y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) son mejores, pero tampoco idílicas. En los últimos meses, Luis Rubiales ha utilizado al club azulgrana en su guerra contra Tebas por CVC.

Idilio entre Laporta y Villar

Laporta, sin embargo, tenía una relación mucho más estrecha con Ángel María Villar, quien fue presidente de la Federación Española de Fútbol entre 1998 y 2017. Sus encuentros eran habituales y, a menudo entre licores, conversaban de todo menos de fútbol. 

villar
Ángel María Villar, ex presidente de la Federación Española de Fútbol / ARCHIVO

En 2004, en plena guerra civil en el máximo organismo federativo por el enfrentamiento entre Villar y Gerardo González, Laporta apoyó al dirigente vizcaíno, mientras que Florentino Pérez se decantó por el ex secretario general de la RFEF. Un tiempo después, Tebas se postuló como candidato, pero las sinergias con Laporta y su directiva no fueron las mejores. Años después acabó llevando a los tribunales a uno de los directivos a los que Jan tenía más afecto, Albert Perrín

La derrota de Gerardo González

Villar se impuso a Gerardo González y el Barça tuvo mucha más influencia en la Federación que el Real Madrid. Desde los medios afines al presidente de ACS se alimentó el famoso Villarato con el que se denunciaban presuntos favores arbitrales al equipo azulgrana, sobre todo con Pep Guardiola como entrenador.

La prioridad del Barça, no obstante, pasa por mejorar su entente con Tebas y tener una mayor cuota de poder en la patronal de los clubes. Alemany, que podría ser el relevo natural de Reverter como director general del Barça, actuará de puente entre los dos presidentes. En su etapa de director general del Valencia, Alemany se entendió mucho mejor con Tebas que con Peter Lim, el propietario del club valenciano.

 
Hoy destacamos