Palco

Joan Laporta, en una imagen de archivo / EFE

Joan Laporta, en una imagen de archivo / EFE

Las medidas de Laporta para reducir la deuda a corto plazo

El presidente blaugrana toma las primeras medidas importantes para redistribuir la deuda

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

19.05.2021 08:01h Actualizado: 19.05.2021 08:29 h.

3 min

Joan Laporta ha puesto la directa para reducir la deuda a corto plazo del Barça. La controvertida gestión de Josep María Bartomeu y la pandemia del coronavirus dejó al club blaugrana con unos números de deuda inasumibles. Según la última memoria económica de la entidad, la deuda del Barcelona asciende hasta los 1.174 millones de euros. De estos, 731 millones son a corto plazo (deben ser abonadas antes del próximo 30 de junio) y 443 millones son a largo plazo. 

Precisamente, el primer epígrafe es el que más preocupaba a Laporta a su llegada al Camp Nou, y es por eso que todas las decisiones que está tomando en sus primeros meses se están centrando en reducir rápidamente esta cantidad. En este sentido, en los últimos días la junta directiva ha cerrado dos acuerdos que permiten afrontar los próximos años con una mayor tranquilidad. 

Joan Laporta, en una imagen de archivo / EFE

Joan Laporta, en una imagen de archivo / EFE

La primera decisión para obtener un mayor oxígeno económico fue acogerse al nuevo plazo aprobado por el Gobierno para devolver en diez años los préstamos con el aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Esta medida permitirá al Barça alargar el periodo para devolver los 100 millones de euros que recibió como préstamo en junio de 2020, justo cuando explotó la pandemia del coronavirus. 

No obstante, el gran chaleco salvavidas se cerró este martes. Y es que el club blaugrana filtró un acuerdo con el banco estadounidense de inversiones Goldman Sachs para obtener un crédito sindicado por valor de 500 millones de euros. De estos, 100 se avanzarán antes del 30 de junio, y permitirán a la entidad culé pagar la parte de los salarios que quedó diferida en la negociación con la gestora. El resto se ingresará durante los próximos años y facilitarán al Barça de Laporta reestructurar una deuda que, eso sí, se incrementará considerablemente a largo plazo.

Reducción de la masa salarial

Asimismo, la nueva junta directiva ya tiene la hoja de ruta planificada para seguir reduciendo rápidamente la deuda a corto plazo del club. Y esto pasa, primero de todo, por plantear una exigente reducción de la masa salarial de la entidad, y adaptarla a unos ingresos que se verán drásticamente reducidos: las peores previsiones apuntan unas pérdidas de 350 millones este curso

Laporta saludando a Messi el día de la foto oficial / FC Barcelona

Joan Laporta, en una imagen de archivo / EFE

Los futbolistas, cuyo sueldo representa prácticamente la totalidad de esta partida, serán los grandes perjudicados. En primer lugar, se planteará una reducción directa de los emolumentos a los jugadores. No se diferirán como hizo la gestora. Y tras ello, la dirección deportiva tiene prevista una limpieza importante del vestuario, dando salida incluso con la carta de libertad a contratos tóxicos que penalizan económicamente a la tesorería del club.

El problema es conseguir que esos jugadores renuncien a lo que tienen firmado, algo que ya se demostró muy complejo con Luis Suárez, que terminó regalado al Atlético. Pesos pesados como Piqué (34 años) y Jordi Alba (32) acaban contrato en 2024, mientras que Busquets (33) tiene vinculación con el club hasta 2023. Y el segundo jugador mejor pagado de la plantilla, Antoine Griezmann (30), con un salario de 34 millones de euros brutos, también tiene contrato hasta 2024. 

Barça Corporate

Finalmente, el último as en la manga que tiene Laporta para reestructurar la deuda y obtener una nueva vía de ingresos es el Barça Corporate. La junta directiva sigue estudiando ofertas para vender el 49% del conglomerado que aglutina Barça Academy, Barça Innovation Hub, Barça Licensing and Merchandising Barça Studios.

Según las últimas informaciones, el Barcelona podría conseguir más de 200 millones de euros por este conglomerado. No obstante, otra alternativa que contempla la directiva es vender cada una de sus partes de forma independiente. Y es que, por ejemplo, más problemas implicaría la venta de un Barça Licensing & Merchandising, la unidad de negocio más productiva, ya que forma parte de la garantía del préstamo de 90 millones de euros que concedió Goldman Sachs al club para desarrollar la primera fase del Espai Barça

El Merchandising del Barça forma parte del Barça Corporate | EFE

El Merchandising del Barça forma parte del Barça Corporate | EFE

En caso de que el FC Barcelona no cumpla con su compromiso, Goldman Sachs podría ejecutar la garantía y quedarse con Barça Licensing & Merchandising. Por tanto, este hecho, sumado al crédito concedido, hacen que el banco estadounidense de inversiones se convierta en un activo determinante para resolver la situación económica del FC Barcelona. 

 
Hoy destacamos