Palco

Mino Raiola habla por el móvil / REDES

Mino Raiola habla por el móvil / REDES

Mino Raiola juega a la guerra con el Barça y el Real Madrid

El fichaje de Haaland se perfila como el gran aliciente de la temporada, por encima del clásico del próximo 20 de marzo

Víctor Malo @VMalo8

02.03.2022 23:42h Actualizado: 03.03.2022 04:05 h.

3 min

El próximo 20 de marzo a las nueve de la noche se juega el clásico del fútbol español. Tras unos cuantos un tanto insulsos, este llega cargado de emoción porque, al fin, parece que el FC Barcelona podrá volver a competir de tú a tú con el Real Madrid. No es que en los últimos años no se le haya rivalizado al conjunto blanco, pero la ristra de resultados cosechados desde 2019 es decepcionante: un empate a cero y cuatro derrotasXavi Hernández ha desembarcado en el Camp Nou con el objetivo de revertir esta tendencia negativa y recuperar los balances que marcan la última década (10 victorias, cinco empates y ocho derrotas). Sin embargo, más allá del clásico deportivo, hay otro mucho más intenso que se juega en los despachos: el fichaje de Erling Haaland

Joan Laporta y Florentino Pérez tienen sus respectivas estrategias para intentar seducir al jugador noruego, que cuenta con la asesoría del siempre polémico Mino Raiola. Un agente de futbolistas fuera de lo común, listo y bravucón, que empezó regentando una pizzería en Amsterdam y terminó moviendo cientos de millones de euros a costa de representar a los mejores jugadores del mundo. Tras un tiempo relativamente tranquilo, el pizzero de Harlem vuelve al ataque este verano. Entre sus manos, una de las joyas que va camino de marcar la próxima década del fútbol europeo. Ya hemos dicho el nombre, pero vale la pena repetirlo: Erling Haaland

Dos proyectos deportivos ganadores 

Es el gran deseado con permiso de Kylian Mbappé. El Real Madrid los quiere a los dos, mientras que el Barça apuesta a caballo ganador por Haaland. Laporta tiene argumentos deportivos, la posibilidad de ofrecerle el rol de jugador franquicia y una gran sintonía con Raiola como principales elementos para seducirlo. Florentino domina el poder del caballero, Don Dinero. Se comenta que Haaland siempre simpatizó más con el color blanco, aunque lo mismo se puede decir de Aubameyang, que ahora se hincha a meter goles de azulgrana. Al parecer, hay una cosa que tiene muy clara: quiere ir a España. 

La gran disyuntiva del jugador pasa por calibrar si le interesa más la siempre relevante cuestión económica o el proyecto deportivo. Vaya a donde vaya, lo normal es que tenga aspiraciones de competir por los grandes títulos europeos. Lo puede hacer en un equipo de mucha pegada con aliados como Vinicius y Benzema pero a la sombra de otro cabeza de cartel, Mbappé, o en un equipo en construcción que cuenta con los mejores jugadores jóvenes del mercado.

En el Madrid, Haaland se encontraría un bloque más hecho, pero en descomposición, con las urgencias de relevar a los Modric, Kroos, Casemiro, Carvajal... en el Barça también se tiene que hacer limpieza de vacas sagradas --Piqué, Busquets, Dani Alves, Jordi Alba--, pero la medular cuenta con jóvenes de presente y mucho futuro que ya están marcando el estilo de lo que quiere Xavi. La magia de Pedri, el desparpajo de Gavi y el fútbol total que garantizan Nico y De Jong son valores al alza. El aliciente de imaginar otra era dorada como la que se vivió con Guardiola se antoja más probable de azulgrana que de blanco. No tanto en títulos, pero sí a nivel de juego, que es lo que encumbra a los equipos legendarios como el Brasil de los 60, la Naranja Mecánica de Cruyff o el Dream Team dirigido por el propio Cruyff

Una operación de 300 millones

Por el momento, Raiola sigue paseando a la criatura por media Europa. Aunque su nivel de influencia se ha vuelto tan elevado que ya ha conseguido que todos los grandes se pasen a visitarlo por su centro de operaciones en Mónaco. Allí, Raiola mueve los hilos de una subasta que lo convertirá en más multimillonario de lo que ya es. Habrá que ver quién está dispuesto a tirar la casa por la ventana superando el precio de tasación: 75 millones al Borussia Dortmund y comisiones de entre 40 y 60 millones a repartir entre el agente y el padre del jugador como punto de partida. Además del salario, que no bajará de los 30 millones por curso.  Bayern, United, Chelsea, City y PSG están al acecho. Barça y Madrid son los favoritos. 

 
Hoy destacamos