Palco

Spotify Camp Nou, el misterio del nuevo sponsor del Barça / CULEMANIA

Spotify Camp Nou, el misterio del nuevo sponsor del Barça / CULEMANIA

El misterio de Spotify: sin noticias del nuevo sponsor

El FC Barcelona ha congelado el anuncio del patrocinio estrella llamado a salvar las cuentas del club

Víctor Malo @VMalo8

23.02.2022 00:00h Actualizado: 09.03.2022 01:16 h.

2 min

Cuenta atrás para la presentación del nuevo gran sponsor del FC Barcelona. Una marca conocida, amable y que rompería con las clásicas diatribas que originaron en el pasado firmas como Qatar Foundation, Qatar Airways o, incluso, Rakuten, que también fue cuestionada en el origen por su escasa relevancia en España y por la intervención en el acuerdo de Gerard Piqué. Todo esto se suponía que no iba a ocurrir con Spotify, un patrocinador del agrado mayoritario. Sin embargo, cuando lo más difícil, que era el tema del consenso, ya estaba solucionado, se frenó la operación en seco debido a la dimisión de Ferran Reverter. Han pasado dos semanas y seguimos sin noticias de Spotify

Reverter dejó el cargo el pasado 8 de febrero. Han transcurrido 15 días y lo único que se ha conocido sobre el multimillonario acuerdo son bailes de cifras y del orden de los factores nominales, que sí alteran el producto. No es lo mismo Camp Nou Spotify, cumpliendo las directrices que los socios del Barça votaron en el referéndum de 2014, que Spotify Camp Nou, una fórmula que implica la modificación del naming right del estadio. Sin embargo, son tales las prisas que tiene el club por ingresar dinero y sacar adelante el proyecto paralizado del Espai Barça que ya, llegados a estas alturas, casi parece una cuestión menor. 

Baile de cifras: a la baja 

En cuanto al dinero, todo apunta a que sería el gran problema en estos momentos. Las fuentes consultadas por Culemanía aseguran que en un primer momento se filtraron unas cifras infladas que, ni de lejos, van a estar a la altura de la cuantía real que ingresará el Barça en esta operación. De los 280 millones de euros en cinco años --93,3 millones anuales--, en seguida se pasó a 225 millones en el mismo periodo de tiempo --75 millones--, pero las últimas informaciones apuntan que, incluso, sería menor la cifra a ingresar.

Las informaciones que aportó posteriormente La Vanguardia todavía iban más a la baja: hablaban de 70 millones al año (60 por las camisetas, 5 por la ropa de entrenamiento y 5 por el estadio). Además, ese importe se basa en el naming right del Camp Nou. Desde el club deben solventar la situación porque a la junta directiva se le escapó ese pequeño detalle de que el permiso otorgado en referéndum consistía en poner el apellido y no el nombre al estadio. Y ello puede suponer una rebaja todavía más sustancial de los importes finales. 

Altos cargos que han ido marchando

Por último, otras fuentes insisten en que la dimisión de Ferran Reverter fue el motivo que lo frenó todo. No gustó en la multinacional musical la salida del director general, especialmente porque Spotify ya negociaba con el Barça desde mucho antes de la llegada de Joan Laporta a la presidencia del club. Las relaciones se fraguaron a través de muchos dirigentes del departamento tecnológico del club que, como Reverter, ya no están. Entre ellos Guillem Graell (área de Marca), Enric Llopart o Xavier Asensi, que estaba en el área comercial del Barça, y actualmente es el director de negocios del Inter Miami. Desde el club no sueltan prenda y solo comentan que "todavía no hay novedades". 

 
Hoy destacamos