Palco

Una imagen de la Barça Store Canaletas / FC Barcelona

Una imagen de la Barça Store Canaletas / FC Barcelona

La negociación pendiente del Barça de Laporta con Nike

Desde la junta de Josep Maria Bartomeu reconocen que hubo divergencias a la hora de comercializar algunos productos

Oriol Quintana @urikingkat

08.09.2021 00:31h

2 min

A Joan Laporta se le acumulan las carpetas desde que regresó a la presidencia del FC Barcelona. Con el apartado deportivo encarrilado, sin Leo Messi y sin Antoine Griezmann, debe poner el foco en las cuentas de la entidad. Su equipo ejecutivo sigue trabajando en las rebajas salariales paralelamente al objetivo de aumentar los ingresos.

En este último punto será clave el área de patrocinios, que dirige Àlex Barbany. En junio de 2021 terminan contrato patrocinadores principales como Rakuten o Beko y todavía no se ha cerrado un relevo. Pero no termina aquí. Según apunta la agencia EFE y ha confirmado Culemanía, todavía falta formalizar el contrato de renovación con Nike.

La marca americana de ropa deportiva viste a los azulgranas desde 1998 y la última renovación se realizó en 2016 hasta 2028. Fuentes de las negociaciones han reconocido a este medio que entonces se firmó un precontrato que sentaba las bases del acuerdo futuro con antelación, ya que el vínculo anterior expiraba en 2018. Firmaron lo que se conoce como contrato short term (corto plazo).

Equipación Nike del Barça, a la venta en la tienda oficial / FCB

Equipación Nike del Barça, a la venta en la tienda oficial / FCB

Entonces trascendió que Nike pagaba al club 105 millones de euros fijos por temporada más unos posibles 50 millones más en variables. El contrato a corto plazo así lo especifica, pues contempla los puntos más relevantes. Sin embargo, queda pendiente cerrar desde 2016 un contrato definitivo o, como se conoce en el mundo del patrocinio, long term (a largo plazo), ya con todos los detalles.

Este debía haberse ratificado dos años más tarde del preacuerdo, en 2018, pero por diferentes circunstancias no se pudo hacer. Luego ya llegó la pandemia, la dimisión de la junta directiva de Bartomeu y las elecciones. Cinco años después, la vinculación formal entre ambas entidades sigue siendo un contrato a corto plazo en el que faltan muchos detalles por negociar.

Ciertas discrepancias

Miembros de la junta directiva anterior han reconocido a Culemanía que en su día llegaron a producirse algunas divergencias a la hora de interpretar el contrato a corto plazo como, por ejemplo, en la comercialización de algunos productos. En condiciones normales se hubiera resuelto leyendo el acuerdo firmado, pero este no entraba en semejantes detalles. Estos aspectos motivaron que la firma del acuerdo se dilatase y dejan abierta la posibilidad de que ambas partes puedan rescindir el contrato si lo avisan con la antelación suficiente. 

Imagen de archivo de una Barça Store / FCB

Imagen de archivo de una Barça Store / FCB

En este periodo, el Barça ha abierto tiendas en varios puntos de la capital catalana, ha impulsado Barça Liscensing & Merchandising y comercializa los productos directamente desde la página web del club, no desde Nike. Son puntos que están pendientes de resolución y que deberán afrontar el área comercial y la firma estadounidense con cierta urgencia.

No peligra

Aunque hay informaciones que apuntan que la relación entre Nike y Barça ahora mismo no es la mejor posible e incluso hay quienes han situado al club en órbita de Puma, no debería haber problemas para alcanzar un acuerdo. Es una relación de muchos años y en la que las dos partes han salido beneficiadas. También hay que tener en cuenta que existe un preacuerdo que puede seguir vigente hasta 2028.

Ni siquiera la salida de Leo Messi y Antoine Griezmann parecen hacer peligrar estas condiciones. Este tipo de vinculación se hace a 10 años vista y los cambios en la estructura deportiva a corto plazo no alteran estas condiciones. “Van más allá de los futbolistas”, concluyen.

 
Hoy destacamos