Palco

Neymar en una imagen de archivo entrando en los juzgados / EFE

Neymar en una imagen de archivo entrando en los juzgados / EFE

Neymar contra el ERTE del Barça

La junta de Josep Maria Bartomeu se mueve entre dos aguas con el debate ético sobre la mesa

Oriol Quintana @urikingkat

21.05.2020 13:04h Actualizado: 21.05.2020 14:18 h.

2 min

Debate caliente en Can Barça. La junta directiva de Josep Maria Bartomeu estaba trabajando con las vistas al próximo mercado de fichajes puestas en el retorno de Neymar Junior pero la situación derivada del coronavirus ha trastocado todos los planes. El club calcula un descenso de los ingresos superiores a los 150 millones de euros y esa inversión se complica.

El extremo brasileño del PSG podría salir este curso de París si alguien abona unos 160 millones de euros, una cifra desorbitada ahora mismo. Eso sí, la entidad no tira la toalla y sigue trabajando en varias posibilidades para convencer a Nasser Al-Khelaifi de dejarlo salir. Una de ellas, los ya famosos trueques. Algo que constrastaría con las acciones que ha tomado el club en los últimos meses.

El ERTE negociado

El Barça, como muchos equipos de la Liga, presentó al inicio de la crisis sanitaria un ERTE por fuerza mayor a los profesionales deportivos y otro a aquellos no deportivos debido a que su cargo de trabajo se había reducido tras el parón de la actividad. Cabe recordar que los jugadores de la primera plantilla de fútbol llegaron a un acuerdo para rebajarse el 70% de su ficha mientras dure la crisis.

Como ya informamos en Culemanía, este segundo expediente de regulación --destinado a los trabajadores no deportivos-- afectaba a 309 de los 540 trabajadores. Según el propio club, si esta situación se alargaba unos dos meses, aproximadamente ya es el caso, se ahorrarían unos 800.000 euros.

Bartomeu en un acto del FC Barcelona / FC Barcelona

Bartomeu en un acto del FC Barcelona / FC Barcelona

Por parte del primer equipo, Josep Maria Bartomeu reconoció que por mes se ahorrarían 14 millones de euros correspondiente al 70% acordado y dos millones más (2%) que irán dirigidos a ayudar al resto de empleados de la entidad afectados por el ERTE. Con 52 días de parón total, la entidad se ahorró 24 millones de euros, un 9,9% del total de salarios.

ERTE y Neymar, ¿compatibles?

La pregunta del millón es si es inmoral acogerse a estas medidas de urgencia para salvar las cuentas de una entidad y posteriormente realizar operaciones millonarias por un futbolista. En este caso, Neymar Junior. Legalmente, no hay ley que relacionen estas dos acciones y según apuntó Marta Alamán, especialista en Derecho Laboral, en El Mundo “no existe un mecanismo ad hoc para controlar una operativa económica en adelante”.

La especialista pone sobre la mesa otro ejemplo como el reparto de dividendos de propietarios de una empresa que ha tenido que aplicar ERTEs. Esto tampoco es ilegal. Otro aspecto que apuntan es que, más allá de golpear un balón, los futbolistas son el mayor activo de un equipo y generan un valor añadido difícil de contabilizar. Esto cambia la situación, no son simples trabajadores.

El caso de Neymar es aún más flagrante. Independientemente de sus acciones sobre el terreno de juego, genera un boom en ingresos en merchandising e incluso en patrocinios como pocos. A los jugadores mediáticos no se les paga solo por el rendimiento deportivo sino que también por otras aportaciones a la entidad.

Al-Khelaifi el día del fichaje de Neymar Junior / EFE

Al-Khelaifi el día de la presentación de Neymar Junior / EFE

El debate está servido: ¿Es ético aplicar ERTEs y posteriormente abordar un fichaje de dichas cantidades? Lo que sí que podemos asegurar es que barato no saldrá el brasileño. Más allá de los millones de traspaso, el Barça tiene en cuenta el salario, en torno a los 30 millones de euros netos. La masa salarial es una de las carpetas que más preocupan y que se buscan reducir pero la llegada del brasileño no facilitaría esta labor.

 
Hoy destacamos