Palco

Imagen de archivo de Noelia Romero / FCB

Imagen de archivo de Noelia Romero / FCB

Noelia Romero gana el juicio: despido improcedente

La que fue ‘compliance officer’ del Barça fue apartada por investigar el Barçagate

Redacción Culemanía @culemanias

18.09.2021 11:12h Actualizado: 18.09.2021 11:14 h.

2 min

Ya hay sentencia. El despido de Noelia Romero, la que fue compliance officer del FC Barcelona, ha sido declarado improcedente por el juez laboral Juan Manuel Fernández Pérez. Según avanzó este sábado El Periódico, debería ser readmitida o, en caso contrario, ser indemnizada con 14.717 euros. Cabe recordar que fue suspendida de empleo y sueldo el 5 de junio de 2020.

El magistrado titular del Juzgado de lo Social número 8 de Barcelona considera que la de decisión de la junta directiva de Josep Maria Bartomeu fue una represalia por investigar el Barçagate. Consideran que “la demandante fue despedida porque la dirección del FCB interpretó que su actividad investigadora a propósito del Barçagate era una inaceptable intromisión en un asunto que escapaba de su competencia, toda vez que esta actividad había sido encargada a la empresa PWC”.

Noelia Romero pedía la nulidad del despido, así como también la improcedencia y una indemnización de 300.000 euros por daños y perjuicios causados por la imagen que el club proyectó sobre ella. No se ha aceptado la nulidad, como tampoco los daños y perjuicios; pero sí que el juez considera que el despido es improcedente pues “debe concluirse que la demandante no cometió ninguna falta muy grave o grave susceptible de ser sancionada con un despido disciplinario”.

Los Mossos, registrando las oficinas del Camp Nou | EFE

Los Mossos, registrando las oficinas del Camp Nou | EFE

Trabas por investigar el ‘Barçagate’

El Barçagate fue destapado el 18 de febrero de 2020 por la Cadena SER Catalunya. Se trataba de una campaña de la junta directiva de Josep Maria Bartomeu para monitorizar la actividad del club vía redes sociales y, supuestamente, cargar contra miembros opositores de la anterior cúpula. A partir de esa noticia, Romero se puso a investigar sobre el asunto.

Según las declaraciones de la propia compliance officer, tanto el presidente Josep Maria Bartomeu como el jefe de los servicios jurídicos, Roman Gómez Ponti, empezaron a ponerle trabas a su investigación. No le dejaron acceder a varias carpetas del sistema y le redujeron el presupuesto para contratar una consultoría externa. El juez, sobre estas trabas, falló que “la relación con la dirección del FCB discurrió sin incidencias destacables hasta que la actora decidió iniciar en el mes de febrero una investigación a propósito del denominado Barçagate”.

 
Hoy destacamos