Palco

La junta directiva del Barça vota a favor de la propuesta de Víctor Font / EFE

La junta directiva del Barça vota a favor de la propuesta de Víctor Font / EFE

Nuevo giro en el Barça: se activa otro referéndum para el Espai Barça

El club habría cambiado de opinión y rechazaría convocar una asamblea extraordinaria

Víctor Malo @VMalo8

05.03.2020 12:21h Actualizado: 05.03.2020 14:12 h.

2 min

El FC Barcelona se ha convertido en una montaña rusa. De arriba a abajo, con cinturón pero a toda velocidad. Un día blanco, y al otro negro. Cuesta saber por dónde sopla el viento en el club. En el departamento de comunicación, cada vez más señalado por la prensa, sacan humo. Culemanía avisó que la pasada era una semana decisiva para el Espai Barça, y así ha sido.  

El último cambio de rumbo se ha conocido este jueves, al destapar el periodista Miguel Rico que el Barça finalmente opta por celebrar un nuevo referéndum vinculante sobre el Espai Barça. Esta información ha sido confirmada por el propio club. Una comisión delegada ha dado el beneplácito y ahora toca a la junta directiva decidir si se convoca un referéndum o no. La exclusiva que ofreció Culemanía sobre la financiación de 815 millones de euros ha sido el principal detonante. Pero no el único.

Además de ese sustancial cambio en las cifras para financiar las obras del proyecto --hablamos de 215 millones sobre los 600 aprobados en 2014--, hay una cuestión de fondo latente: la inestabilidad que se ha generado en el club en lo que va de 2020. El despido de Valverde, las prisas y dudas con Setién, la nefasta planificación deportiva de Abidal, la explosión de Messi contra el propio secretario técnico, el escándalo de las redes sociales conocido como Barçagate y la derrota en el clásico conforman un cóctel explosivo. 

Cóctel explosivo 

Por todo ello, el Barça ha dejado de ver clara su idea inicial, de convocar una asamblea extraordinaria para poner a votación la financiación del Espai Barça, y parece dispuesto a ceder a las presiones de Víctor Font, que lleva meses reclamando un referéndum. Una solución que requiere más margen de actuación y dejaría sin efectos lo que se votó en 2014. 

Imagen del futuro Espai Barça / FCB

Imagen del futuro Espai Barça / FCB

La idea de hacer el reférendum este año tiene algunas lecturas positivas a nivel externo e interno. Por un lado, debe satisfacer a oposición y detractores que pedían esta solución, con lo que puede ser positivo a nivel de imagen porque transmite más transparencia. Del otro, sirve para ganar tiempo, ya que lo normal es que se celebre de cara al verano, y sería una excusa perfecta para evitar una convocatoria de elecciones anticipadas.

Riesgo de elecciones anticipadas

El problema es que, si los resultados deportivos son malos a final de curso, los resultados del referéndum pueden ser desoladores. Muchos socios podrían utilizar esa convocatoria como voto de castigo a la junta, lo que también podría desembocar en una convocatoria de elecciones, que es precisamente lo que no quieren algunos. 

 
Hoy destacamos